México

  • Extemsión: 1.964.375 km² km².
  • Población: 122.273.473 millones de habitantes.
  • Densidad: 63 hab./km2
  • Religión: Católica
  • Idioma: Español

Datos y cifras:

Nombre oficial: Estados Unidos Mexicanos

Población: 122.273.473 habitantes en 2016, estimación según el Consejo Nacional
de Población (CONAPO). México es étnicamente diverso. El artículo 2 de la Constitución Mexicana define al país como una nación pluricultural fundada sobre el principio de los pueblos indígenas.

Densidad: 63 habitantes por km²

Superficie: El territorio mexicano tiene una superficie de 1 964 375 km², por lo que es el decimocuarto país más extenso del mundo y el tercero más grande de América Latina. Limita al Norte con Estados Unidos; Este, Golfo de México; Sur, Belice y Guatemala; Oeste, Océano Pacífico.

Capital: Ciudad de México, sus casi 22 millones de habitantes la convierten en una megaciudad. Otras ciudades: Guadalajara (5 millones en su área metropolitana). Monterrey (4,5 millones en su área metropolitana), Las áreas metropolitanas de Puebla, Chihuahua, León, Tijuana, Torreón, Ciudad Juárez, Toluca, Cuernavaca y Acapulco superan el millón de habitantes.

Forma de Estado: República Federal.

Organización administrativa: Las regiones y los departamentos son las divisiones administrativas mayores del país de acuerdo con la constitución vigente. La división departamental procede desde la Independencia como seguimiento de las intendencias virreinales.

El grado de autonomía de las mismas ha sido fluctuante en la historia. En el año 2002 fueron creados veinticinco gobiernos regionales como entes autónomos destinados a administrar los veinticuatro departamentos y la provincia del Callao así como dirigir un proceso de conformación de regiones, a la fecha en su fase inicial a la vez que se dotó a la provincia de Lima de independencia del gobierno regional de su departamento. Los gobiernos regionales se componen de un presidente y un consejo, los cuales son electos por votación directa y sirven por un período de cuatro años. Son jurisdicciones con gobierno regional propio los veinticuatro departamentos y provincias.

Política del país: El Poder Ejecutivo federal es depositado en el presidente de los Estados Unidos Mexicanos. El cargo se ejerce por seis años sin reelección posible. El presidente tiene amplias facultades, entre ellas la capacidad de nombrar a los miembros de su gabinete, promulgar las leyes aprobadas por el Poder Legislativo y ejercer la Comandancia Suprema de las Fuerzas Armadas de México. En caso de ausencia del presidente constitucional, el Congreso puede nombrar un interino. Enrique Peña Nieto es el presidente de México para el período 2012-2018.

El Poder Legislativo reside en el Congreso de la Unión, que se divide en dos cámaras. El Senado está integrado por 3 senadores por cada entidad federativa (2 de mayoría relativa y 1 asignado a la primera minoría) y 32 que son asignados por representación proporcional en una sola circunscripción electoral nacional. El Senado se renueva cada seis años. Por otro lado, la Cámara de Diputados está integrada por 300 diputados representantes de otros tantos distritos electorales y 200 electos por representación proporcional. Cada estado es representado en la Cámara de Diputados por un mínimo de dos legisladores. Las elecciones para legisladores de la Cámara de Diputados se celebran cada tres años. Los senadores y diputados federales no pueden ser reelegidos para un segundo período consecutivo en la misma cámara.

El Poder Judicial recae en la Suprema Corte de Justicia de la Nación y en un conjunto de tribunales inferiores y especializados. La Suprema Corte está formada por 11 ministros elegidos por el Congreso de la Unión. La duración del cargo de ministro de la Suprema Corte es de 15 años.

Organización administrativa: 32 Estados (en 2015 el Distrito Federal se ha convertido en estado), con un Gobernador, una Asamblea Legislativa y un Tribunal Superior de Justicia.

Algunos indicadores sociales:

  • Índice Gini: 0,502 (2014) (+0,04 con respecto a 2012) (CONEVAL, julio de 2015)
  • Esperanza de vida al nacer (años): 75.2 (IDH 2016 INEGI)
  • % Población en situación de pobreza: 46,2 (55,3 Millones de personas) (2014) (Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social, CONEVAL, julio de 2015)
  • Índice Global de Brecha de Género: posición 71 de 140 países (2015)
Idioma oficial: La Constitución de 1917 no establece idioma oficial alguno. Prácticamente, el 100 % de la población mexicana habla español. Según datos del INEGI de 2010, 6 de cada 100 habitantes y mayores de 5 años hablan alguna lengua indígena de las 89 existentes.

Moneda: Peso mexicano dividido en 100 centavos. Cambio (Octubre 2017) 1 euro = 22,50 pesos mexicanos.

Religión: México es el segundo país con mayor número de católicos en el mundo después de Brasil y seguido por los Estados Unidos. A pesar de ello, el Estado mexicano es oficialmente laico.

Demografía: La población de México es de 130 millones 678,000 habitantes, la mayor entre los países de habla hispana, la segunda de América Latina tras la de Brasil y la undécima en el mundo. A lo largo del siglo XX la población mexicana pasó de 13,6 a 97,5 millones de habitantes al crecer a tasas en torno al 3 % anual entre 1940 y 1980. Este ritmo de crecimiento, generalizado en los países en desarrollo en ese periodo, fue calificado de transición demográfica y motivó la adopción de una política de control de la natalidad a partir de los años setenta. Aunque esta tendencia se ha reducido y la tasa promedio de crecimiento anual de los últimos años ha sido menor al 1,50 %, la transición demográfica aún está en progreso, y México cuenta con una gran cohorte de jóvenes. La ciudad más poblada del país es la capital, la Ciudad de México, con una población de 8,7 millones de habitantes (2005), y el área metropolitana de la ciudad es la más poblada del país con 20,14 millones de habitantes (2010). Aproximadamente el 50 % de la población vive en una de las 55 áreas metropolitanas de México.

México es un país étnicamente diverso, debido a que el INEGI no realiza encuestas respecto al origen étnico de la población, se hace una aproximación a partir de estudios realizados por terceros. Pero se estima que está representada por: 68 % de mestizos, 20 % de blancos, 11 % de amerindios, 1 % afro-americanos, asiáticos y otras razas.

Geografía: México es un país localizado en el extremo meridional de América del Norte. Tiene una costa oriental bañada por el golfo de México, y el mar Caribe, que forman parte del océano Atlántico. Por el poniente, posee un enorme litoral bañado por el Océano Pacífico. Limita al norte con Estados Unidos y al sur con Centroamérica, específicamente con Guatemala y Belice.

El territorio de México es una vasta meseta cuya altura (que llega a superar los 2.000 m) se eleva de norte a sur. Está encuadrada entre dos largas sierras que corren casi paralelas. La más occidental, la sierra Madre del Pacífico, nace en la frontera con los Estados Unidos y atraviesa el Estado de Sonora. Hacia el sur aparece con el nombre de sierra de Tarahumara y después con el de sierra de Nayarit. El sistema toma la dirección sur este y constituye la cordillera de Anahuac, de gran actividad volcánica. La sierra Madre Oriental o del Golfo es la continuación de las montañas Rocosas y se une con la Occidental en un gran macizo volcánico.

México es un país con una gran diversidad climática. La situación geográfica del país lo ubica en dos áreas bien diferenciadas, separadas por el trópico de Cáncer. Este paralelo divide al país en dos zonas cuyos climas serían claramente distintos (una zona tropical y una templada) si no fuera por el hecho de que el relieve y la presencia de los océanos influyen mucho sobre la configuración del mapa de los climas en el país. El promedio de temperatura para el país es de unos 19 °C. Sin embargo, la Ciudad de México presenta sus promedios extremos en los meses de enero (12 °C) y julio (16,1 °C). En contraste con Ciudad Juárez, Mexicali, Culiacán, San Luis Potosí, Hermosillo, Chihuahua, Torreón, Saltillo y Monterrey donde las temperaturas son realmente extremas.

Los ríos de México se agrupan en tres vertientes. La vertiente del Pacífico, la del Golfo y la vertiente interior. El más largo de los ríos mexicanos es el Bravo, de la vertiente del Golfo. Éste tiene una longitud de 3034 km (1885 millas), y sirve como límite con Estados Unidos. Otros ríos importantes son: el Usumacinta que es el más caudaloso de México y que sirve de límite internacional con Guatemala; el río Grijalva, el segundo más caudaloso del país, ambos ríos se unen en la planicie de Tabasco, conformando la cuenca hidráulica más caudalosa de México; y el río Pánuco, a cuya cuenca pertenece el Valle de México.

Relaciones exteriores e instituciones internacionales: En su política exterior, el Estado mexicano sostiene varios principios que se encuentran definidos en la Carta Magna del país. Estos principios son el derecho de autodeterminación, el principio de no intervención, la solución pacífica de conflictos, la proscripción de la amenaza o el uso de la fuerza en las relaciones internacionales, la igualdad jurídica de los estados, la cooperación internacional para el desarrollo y la lucha por la paz y la seguridad internacionales. El presidente tiene la facultad de representar al país para celebrar tratados internacionales y todos los asuntos relativos a la política exterior.

En muchos sentidos, los principios de la política exterior mexicana tienen origen en las dificultades que el país enfrentó durante buena parte del siglo XIX en busca del reconocimiento internacional, particularmente de las potencias europeas y los Estados Unidos. Por ello, de acuerdo con la doctrina Estrada, México rechaza calificar favorable o desfavorablemente a otros gobiernos, pues se considerar que esa práctica vulnera la soberanía de otros Estados. En otras palabras, rechaza la práctica de reconocer gobiernos de facto, pero se reserva del derecho de legación, es decir, de mantener o romper relaciones diplomáticas con otros gobiernos en pro de su interés nacional o de las causas con las que se solidariza el país.

A lo largo del siglo XX, México se convirtió en un referente político en América Latina. En la observación de la doctrina Estrada, el país mantuvo relaciones políticas con Cuba después de la Revolución socialista en ese país; en contraste, rompió relaciones con las dictaduras de América del Sur. Durante la década de 1970 apoyó las causas del Movimiento de Países No Alineados. En la década de 1980, México participó en el grupo Contadora, que medió los procesos de pacificación de El Salvador, Guatemala y Nicaragua.

Desde la administración de Vicente Fox (2000-2006), la política exterior de México se orientó a proyectar una nueva imagen de México al mundo y favorecer la relación con Estados Unidos. México buscó protagonismo donde no lo había tenido por decisión propia, por ejemplo, postulando fallidamente a Luis Ernesto Derbez a la Secretaría General de la Organización de Estados Americanos (OEA). El acercamiento de la administración foxista hacia Estados Unidos fue acompañado por el distanciamiento respecto a América Latina. Con la llegada de Calderón a la presidencia hubo un cierto acercamiento con América Latina (particularmente con Cuba, Venezuela, Bolivia y Ecuador). Ambas administraciones han privilegiado el aspecto económico en las relaciones exteriores mexicanas.

Información relevante sobre el país

Evolución del PIB, desempleo e inflación:

  2015 2016 2017
2018 Previsto
PIB % Crecimiento Real
2,6  2,3  2,16 2,27
Desempleo % 4,20 3,60 4,4 4,4
Inflación % 2,30 3,36 3,91 3,88

Contribución al PIB por sectores en %:

  • Comercio y transporte 23,4%
  • Industria y transportes 19,3%
  • Construcción 8,1%
  • Agricultura y pesca 4,0%

La economía de México

México ha sido en los últimos años un país sin grandes desequilibrios macroeconómicos, con crecimiento económico sostenido incluso en el difícil entorno internacional actual, solvencia financiera (tanto por sus reservas, como por su acceso al crédito internacional) y buen comportamiento de los principales equilibrios macroeconómicos.

Sin embargo, México está viviendo una situación coyuntural que se ha ido complicando en los últimos meses: la volatilidad en los mercados financieros ha llevado al peso a depreciarse más de un 19% en un año, las subidas de tipos por el Banco Central y el crecimiento del nivel de precios por encima del 5% están complicando la recuperación del mercado interno, la mayor presión en las finanzas públicas por la fuerte caída del precio del petróleo ha levantado la voz de alarma entre las principales calificadoras en torno a la deuda externa y, sobre todo, la amenaza proteccionista de EEUU, su principal cliente y país destino del 80% de la exportación mexicana, están siendo elementos que pueden poner en jaque a la economía mexicana.

Entre las fortalezas de la economía mexicana, reconocidas tradicionalmente por organismos internacionales, y que le otorgan un rasgo distintivo con respecto a otras economías emergentes, cabe destacar una gestión macroeconómica prudente y disciplinada; los efectos esperados de las reformas estructurales, en términos de estímulo a la libre competencia e impulso de la competitividad y el crecimiento; y su fuerte integración con EEUU. Entre los riesgos, se señala el incierto escenario internacional y débil crecimiento de la economía mundial; la pronunciada caída de los ingresos petroleros y su efecto sobre los ingresos públicos; las tensiones en la cotización del peso; el notable incremento de la deuda; los recientes recortes del gasto público (que han afectado especialmente a la inversión pública); el todavía reducido nivel de ingresos tributarios; la elevada pobreza y desigualdad; el alto grado de informalidad de la economía (superior al 55%); e importantes desafíos en materia de seguridad, educación, productividad, corrupción y transparencia. A estos riesgos se ha unido, más recientemente, la elección de Trump en EEUU y sus posibles efectos negativos para la economía mexicana.

En enero de 2017, el FMI situó su estimación de crecimiento para la economía de México en 2017, en el 1,7% y en 2018 en el 2%. El FMI urgió a una reducción más agresiva del nivel de deuda pública para no perder la confianza de los inversores, y aludió a la incertidumbre y preocupación por las posibles consecuencias negativas para la economía mexicana derivadas de la elección de Trump en EEUU. Señaló como riesgos para la economía la debilidad de las exportaciones, el impacto de los recientes recortes en el gasto público, el aumento de la deuda y la caída del precio del petróleo.

La estructura del valor de las exportaciones de mercancías durante 2016 fue la siguiente: bienes manufacturados 89,9%, productos petroleros 5%, bienes agropecuarios 3,9% y productos extractivos no petroleros 1,2%.

Respecto al Empleo

La tasa de desempleo en México se ubicó en el 3.5 % de la población económicamente activa (PEA) en abril de 2017, inferior al 3.8 % del mismo mes de 2016, según cifras originales publicadas hoy por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).Este nivel de desempleo no registraba desde 2007.

De acuerdo con datos ajustados por estacionalidad, el nivel de desempleo se situó en el 3.9 % en el cuarto mes del año, una tasa idéntica a la registrada en marzo pasado, indicó la institución en un comunicado.

La población subempleada, la que declaró tener necesidad y disponibilidad para ofertar más horas de trabajo que las que su ocupación actual le permite, alcanzó el 7.6 % de toda la ocupada, una cifra superior al 7.5 % reportado un año antes, en cifras originales.

Transporte

Carreteras

La red carretera nacional, que se ha desarrollado a lo largo de varias décadas, comunica casi todas las regiones y comunidades del país. Algunas carreteras están a cargo del gobierno federal y constituyen los corredores carreteros, que proporcionan acceso y comunicación a las principales ciudades, fronteras y puertos marítimos del país y, por lo tanto, registran la mayor parte del transporte de pasajeros y carga. Algunos tramos son libres, es decir que circular por ellas no tiene costo, otras son de cuota, en las que se debe pagar un peaje para utilizarlas.

Además de las carreteras federales, están las carreteras estatales, que como su nombre lo indica, son responsabilidad de los gobiernos de cada entidad federativa e incluyen carreteras pavimentadas y revestidas; caminos rurales y brechas.

Las carreteras revestidas no están pavimentadas, pero dan servicio en cualquier época del año. Los caminos rurales garantizan el paso de vehículos hacia las localidades rurales (con menos de 2 500 habitantes) y las brechas mejoradas son caminos con escaso trabajo técnico. En conjunto, estas vías refuerzan la comunicación regional y enlazan zonas de producción agrícola y ganadera; asimismo, aseguran la integración de las áreas.

Ferrocarril

En la actualidad, los ferrocarriles son útiles para transportar carga en grandes volúmenes a bajo costo. La red ferroviaria comunica entre sí las poblaciones más importantes y a éstas con los principales puertos y fronteras del país.

En 1995, el gobierno inició la concesión de uso y explotación de la red ferroviaria nacional a particulares (es decir, que el gobierno federal conserva el dominio sobre la infraestructura). Al término de la concesión, ésta debe ser devuelta al gobierno federal en condiciones adecuadas para su operación.

Transporte marítimo y fluvial

México tiene puertos de altura, que atienden embarcaciones, personas y bienes en navegación entre puertos nacionales y puertos del extranjero. Se encuentran tanto en el Océano Pacífico como en el Atlántico. Los barcos grandes y pesados pueden cargar y descargar sus mercancías, por ejemplo los buques-tanque utilizados para transportar petróleo crudo desde los pozos mexicanos hacia otros países.

Otro tipo de puertos son los de cabotaje, que sirven para barcos pequeños o medianos que navegan cerca de la costa, entre puertos terminales o marinas dentro del territorio mexicano.

Los puertos marítimos pueden dedicarse a una o varias actividades comerciales: turística, pesquera y petrolera.

Transporte aéreo

El 2016 en la aviación civil en México las empresas nacionales y extranjeras en operación comercial, doméstico e internacional, transportaron más de 82 millones de pasajeros, esto es equivalente a u n crecimiento del 10.7% más que en 2015. Las empresas nacionales lograron un crecimiento de 13.4% al pasar de 47.3 a 53.6 millones de pasajeros transportados de 2015 a 2016. Por otro lado, las empresas extranjeras crecieron un 6% movilizando 29.1 millones de pasajeros desde y hacia el territorio nacional comparado con los 27.5 millones de pasajeros transportados en 2015.

Así también, el mercado de transporte de carga en servicio comercial en México mostró u n crecimiento importante, alcanzando un total de 730.3 miles de toneladas transportadas en comparación con las 695.1 miles de toneladas transportadas en 2015. Esto se refleja en un crecimiento del 5.1% respecto del año anterior. En 2016, las empresas nacionales movilizaron un total de 328.5 miles de toneladas con respecto a las 314.6 miles de toneladas transportadas en 2015 representando un incremento del 4.4%. Por otro lado, las empresas extranjeras en el mercado de transporte de carga desde y hacia el territorio nacional presento un crecimiento del 5.6% movilizando 401.8 miles de toneladas en 2016 respecto a las 380.4 miles de toneladas de 2015. Así también en 2016 México firmó convenios de aviación con Arabia Saudita y Kuwait para establecer servicios aéreos entre ambos países. Habiendo en México un total de 51 convenios firmados con otros países. Actualmente las líneas aéreas nacionales emplean a más de 23 mil personas, 10% comparado al total de 2015.

En cuanto al transporte de viajeros al interior del país, el aeropuerto de Ciudad de México resalta del resto de aeródromos a nivel nacional, concentrando en 2014 el 35.7% de total de esos pasajeros y sólo por este lugar transitaron más individuos que los movilizados conjuntamente por los aeropuertos de Monterrey, Guadalajara, Cancún, Tijuana y Mérida. Estos datos reflejan la importancia que tiene el aeropuerto de Ciudad de México en la competencia que realizan las empresas establecidas y las compañías que buscan ingresar a la industria.

En relación con los volúmenes transportados anualmente por las aerolíneas extranjeras, destaca notoriamente la compañía Federal Express (FedEx), puesto que transporta 50% más carga que sus dos seguidoras más cercanas, United Parcel Service (UPS) y Air France. Estas tres aerolíneas, junto con Cargolux Airlines, son las empresas extranjeras más destacadas en el mercado mexicano; sin embargo, es conveniente apuntar que sus competidoras nacionales cercanas, se encuentran en un rango similar de participación en términos de volumen de carga transportada anualmente. Con respecto al origen nacional de las aerolíneas extranjeras que operan en México, se puede destacar que la mayoría proviene de los Estados Unidos de América y algunos países de Europa occidental, y en menor medida de Centro y Sudamérica. Del continente asiático sólo aparece una empresa japonesa y no hay presencia de aerolíneas provenientes de las restantes regiones del mundo, destacando por su ausencia Europa oriental, África y los países asiáticos, incluyendo los de la cuenca del Pacífico.

Industria

La recuperación de México, liderada por las exportaciones, está ganando impulso, mientras la mejora en la economía de EE.UU., la depreciación del peso y los menores precios de los combustibles están creando un positivo panorama para el sector industrial del país.
Según cifras del Instituto Nacional de Estadística y Geografía, INEGI, la producción industrial de México creció 1,9% en 2014, repuntando desde una decepcionante contracción de 4,8% el año anterior. El desempeño del sector automotor fue particularmente sólido, con niveles record de producción y exportaciones, según la Asociación Mexicana de la Industria Automotriz (AMIA).

El INEGI divide la industria mexicana en cuatro subsectores (manufactura, construcción, minería y electricidad, agua y gas) para su análisis. Tres de los cuatro segmentos crecieron en 2014, encabezados por la manufactura con una expansión de 3,7%, seguida por la construcción, con un crecimiento de 1,9%, y electricidad, agua y gas, con un alza de 1,8%. El sector minero se contrajo 2,3%.

Tras cerrar 2014 con resultados positivos, analistas de Capital Economics prevén que la producción industrial se acelerará en los próximos meses, gracias a una creciente demanda en EE.UU. y un mejor desempeño de la industria minera. Aún quedan interrogantes sobre la trayectoria futura de los precios del petróleo. Sin embargo, el resultado más probable es una leve mejoría, ya que otros bienes básicos para la minería subirían de precio.
Asimismo, la primera ronda de licitaciones de petróleo y gas de México en siete décadas, lanzada en diciembre, atraería nuevas inversiones y estimularía la actividad en el sector de servicios para la industria petrolera y gasífera. También se pronostica una aceleración del sector constructor.

Energía

En México la explotación del petróleo está a cargo de la empresa pública paraestatal Petróleos Mexicanos (PEMEX), que es uno de los principales exportadores de petróleo en el mundo, aunque no pertenece a la Organización de Países Exportadores de Petróleo. Su principal mercado son los Estados Unidos.

La Reforma Energética de 2015 tiene como antecedente, entre otras cosas, la disminución en la producción diaria de petróleo en México, al pasar de 3.4 millones de barriles producidos al día, en 2004, a 2.5 millones de barriles en 2013 y a cerca de 2 millones en 2016, aunado al hecho de que en la actualidad cerca del 60% de la gasolina que se consume en México y poco más del 30% del gas que se utiliza en el país, son importados.
Tras la reforma, el mercado se liberalizó para la generación y suministro de electricidad. A día de hoy, los inversionistas privados pueden también instalar centrales eléctricas. La nueva estructura de mercado permite a los grandes consumidores de energía satisfacer sus necesidades a partir de una gama de opciones disponibles, al finalizar el monopolio de la Comisión Federal de Electricidad.

En cuanto al servicio público de trasmisión y distribución de electricidad, continuará reservado al Estado, no obstante la ley estipula que se podrán celebrar contratos o asociaciones con el sector privado para dicha operación.

La iniciativa de los senadores propone que los nuevos organismos se sometan a Ley de Transparencia (reformada en mayo de 2015) y que el Consejo de Administración de Pemex sea renovado sin incluir la presencia del poderoso sindicato petrolero que ha sido excluido de la gestión de la empresa.

Ciencia y tecnología

A finales del siglo XIX, comenzó el proceso de industrialización, el cual representó grandes avances en ciencia y tecnología durante el siglo siguiente. Durante el siglo XX se fundaron nuevos institutos de investigación y universidades, como la Universidad Nacional Autónoma de México.
De acuerdo con datos de Scopus, una base de datos bibliográfica de resúmenes y citas de artículos de revistas científicas, México se posiciona en el lugar número 28 del mundo en materia de publicaciones científicas, siendo el segundo en América Latina después de Brasil y el segundo entre los países hispanoparlantes, después de España. Además ocupa el lugar número 34 de países ordenados por Índice h con una puntuación de 232. México es uno de los países con más galardones del Premio en Ciencias de la Unesco. Sin embargo, durante 2012 fue el país de la OCDE que menos invirtió en investigación y desarrollo con un aproximado de 0,47 % del PIB.

El 20 de abril de 2010, la Cámara de Diputados aprobó la iniciativa para la creación de la Agencia Espacial Mexicana; la ley fue promulgada el 13 de julio de 2010 y fue publicada en el Diario Oficial de la Federación el 30 de julio de 2010.

Relaciones económicas con España

España es el sexto socio comercial de México a nivel mundial y el segundo entre los países de la Unión Europea. El comercio bilateral se sitúa cerca de los 8.000 MEUR, con potencial de crecimiento. México es el primer destino para las exportaciones españolas en América Latina (muy por delante de Brasil, Chile y Argentina), el quinto fuera de Europa y el 14º a nivel mundial. Las exportaciones españolas a México están muy diversificadas.

El TLC UE-MÉXICO, en vigor desde el año 2000, ha mejorado sustancialmente las condiciones de acceso al mercado para los productos de origen europeo. Según el Banco de Comercio Exterior de México, el comercio bilateral España-México de 2000 a 2014 creció un 265%. La imagen y la calidad de los bienes de origen español son muy valoradas, por lo que la tendencia a medio plazo debe ser creciente. México es el primer país de origen de importaciones españolas en América Latina, el décimo fuera de Europa.

La intensa presencia de empresas españolas en México –más de 5.700- debe ser acompañada de acciones de apoyo tanto en información para su instalación y desarrollo como por reconocimiento de su actividad. Las empresas españolas contribuyen, con su actividad en sectores estratégicos de la vida económica mexicana (energía, telecomunicaciones, infraestructuras, servicios, turismo, transportes, banca, medio ambiente, biotecnología, sector automotriz o aeronáutico) al desarrollo del país. Lo hacen con eficacia, integración en el país, transferencia de tecnología y responsabilidad social. Contribuyen, además, a promover la Marca España.

Según datos de la Secretaría de Estado de Comercio de España, en 2015 el comercio bilateral España-México fue de 7.667 millones de euros: 4.264 M de exportaciones españolas a México y 3.403 M de importaciones españolas procedentes de México. Por tanto, la balanza comercial bilateral fue favorable a España por 861 millones de euros. En 2016, las exportaciones españolas a México sumaron 4.099 MEUR, disminuyendo un 3,8% en relación a 2015 (4.264 MEUR). El saldo de la balanza bilateral fue favorable a España en 774 MEUR. En 2016 México fue el primer destino de la exportación española a América Latina; el 5º mercado más importante fuera de Europa (detrás de EEUU 11.327, Marruecos 6.933, Turquía 5.179 y China 5.031 y el 12º a nivel mundial.

México como país y destino

El turismo en México es una de las actividades económicas más importantes del país y es una de las mayores en el mundo. Colocada en octavo lugar a nivel mundial en términos de llegadas de turistas internacionales, con 35,7 millones de visitantes en 2017, colocándose en el segundo lugar en el continente, detrás de los Estados Unidos.

La gran mayoría de los turistas extranjeros que visitan México provienen de los Estados Unidos y Canadá. El siguiente grupo en importancia lo son los visitantes de Europa y América Latina. Un número reducido de turistas también proviene de los países de Asia.

Las atracciones turísticas de México lo son: las ruinas antiguas de la cultura mesoamericana, las ciudades coloniales y los complejos turísticos de la playa. El clima templado del país junto con su herencia histórica cultural —la fusión de la cultura europea (particularmente la española) con la cultura mesoamericana— también hacen de México un atractivo destino turístico a nivel mundial.

La ley mexicana considera monumentos históricos aquellos construidos entre los siglos XVI y XIX, es decir, desde la llegada de los españoles hasta el siglo anterior. Tanto las zonas arqueológicas como los monumentos históricos son considerados como patrimonio de la nación mexicana, y son custodiados por el Instituto Nacional de Antropología e Historia y el Instituto Nacional de Bellas Artes. Forman parte del complejo de monumentos históricos los núcleos originales de varias poblaciones importantes del país, como Santiago de Querétaro, Ciudad de México, Puebla de Zaragoza, Oaxaca de Juárez y San Francisco de Campeche, todas ellas reconocidas además como Patrimonio Cultural de la Humanidad por la Unesco.

En 2005, México presentó la candidatura de su gastronomía para Patrimonio de la Humanidad de la Unesco, siendo la primera ocasión en que un país había presentado su tradición gastronómica para tal efecto. Sin embargo, en una primera instancia el resultado fue negativo, pues el comité no puso el énfasis adecuado en la importancia del maíz en la cocina mexicana. Finalmente, el 16 de noviembre de 2010 la gastronomía mexicana fue reconocida como Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

En México, 170.000 kilómetros cuadrados son considerados "Áreas Naturales Protegidas". Incluidos 34 biosferas reservas (ecosistemas inalterados), 64 parques nacionales, 4 monumentos naturales, 26 áreas para proteger la flora y la fauna, 4 áreas para la protección natural y 17 santuarios (zonas con rica diversidad de especies).

El sector construcción. La arquitectura en el país.

 Museo Soumaya, Ciudad de México

Información relevante sobre el sector de la construcción

Como resultado de los recortes a la inversión física presupuestaria registrados en 2016, la Industria de la Construcción registró un crecimiento limitado el año pasado de 1.8% y en los últimos cuatro años el crecimiento promedio anual fue de 0.4%, muy por debajo de su potencial (4% a 5 %).

Según datos de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción, en el primer semestre de 2017, esta la Industria ha registrado una disminución de  0.1%, los efectos son consecuencia de una contracción en la obra pública y un cierto estancamiento de la obra privada. El subsector Trabajos Especializados (mantenimiento y albañilería) impidió que la caída de la industria de la construcción fuera más pronunciada al registrar un inédito crecimiento de (+) 15.0%.

Lo que resta de 2017 continuará siendo complicado principalmente por la escasez y encarecimiento de recursos públicos y privados para el impulso de los proyectos de infraestructura. Asimismo, la economía mexicana continúa sujeta a una serie de presiones provenientes del sector externo, como resultado de la indefinición en las políticas comercial y fiscal actuales de los EE.UU que podrían obstaculizar el comercio exterior y la inversión extranjera.

Según la Asociación Mexicana de Profesionales Mexicanos, el mercado de la obra tendrá una tendencia a centralizar el desarrollo de proyectos en playas y centros históricos de las ciudades, como San Miguel de Allende, en Guanajuato, o Mérida, en Yucatán, regiones que prefieren los visitantes estadounidenses y canadienses para establecerse; En la Riviera de Nayarit y Los Cabos, Baja California, como regiones de playa, han destacado por la participación de inversionistas extranjeros.

También avanza el negocio de la renta (alquileres) en Ciudad de México. Se estima que los crecimientos de este negocio pueden ir de 10 a 12% durante este año. La vivienda vertical cobra relevancia frente a la necesidad de más vivienda cercana a los centros de trabajo de los arrendatarios.

  • Vivienda: En México el 75% del uso del suelo corresponde al uso de vivienda, el año pasado generó un estimado de un millón 300 mil empleos en diferentes niveles. Las ciudades con mayor concentración inmobiliaria son: Zona Metropolitana del Valle de México, Guadalajara, Monterrey, Toluca, Querétaro, Puebla, Veracruz, Mérida y Villahermosa, además del Distrito Federal, Cancún y Playa del Carmen, las cuales concentran el 57% del Producto Interno Bruto (PIB) Nacional, y el 51% de la población en el país.
  • Edificios industriales, comerciales y de servicios: En México se tiene un registro de más de 25 millones de m2 de naves industriales construidas. En Monterrey y Distrito Federal es donde se registran las rentas más altas (5.3 y 5.2 $/m2). Estos valores son impulsados principalmente por la inversión nacional y extranjera en el sector automotriz, telecomunicaciones, generación de energía y por el crecimiento de las Fibras inmobiliarias.
  • Hoteles: El sector hotelero es una de las grandes industrias en auge, contribuyendo en 2016 con un 8.6% del PIB. Los principales destinos turísticos del país registraron en el primer trimestre de 2017 una ocupación diaria de más de 221 mil estancias, así como  ocupación hotelera promedio del 60.3 %. Lo cual ha devenido en la participación gubernamental para seguir impulsando el mercado. La Secretaría de Turismo ha destinado 460 millones de euros para la remodelación de hoteles
  • Oficinas: Ocupando un 12% del mercado inmobiliario en según el SOFTEC (2015), es un área en crecimiento en su mayoría debido a inversiones extranjeras. Grandes urbes como Ciudad de México, seguirá siendo un polo de atracción para nuevas inversiones; se estima que el nivel de desarrollo y urbanización tendrá un margen de crecimiento del 40% hacia el 2030.

Respecto el empleo de la construcción en México, según Manpower Group (recomendamos acceder su actual e interesante estudio), los planes de contratación en construcción del 2017 son optimistas con una aumento del 9%. El ritmo de contratación más fuerte se espera en el norte del país con una tendencia de aumento en un 20%. Mientras la tendencia más ligera se reporta en el sureste con crecimiento del 2%. Las intenciones de contratación mejoran en tres regiones en comparación con el trimestre anterior, destacando el norte y oroeste ambos con incrementos de 5 %

En cuanto a la tasa de desempleo del sector si situó en el 3,6 % en septiembre de 2017 indica Traiding Economics. Según la misma agencia la industria de la construcción en México espera  crecer un 2%, siendo su estimación también para 2020 del 2,6%.

Guias Prácticas sobre el país

Guia para buscar empleo en el país

Estamos en las Redes Sociales

Login