República de Polonia

  • Extemsión: 311.888 km².
  • Población: 38,5 millones de habitantes.
  • Densidad: 123,2 hab./km2
  • Religión: Católica (90%), ortodoxa, luterana y judía
  • Idioma: Polaco y Ruso

Datos y cifras:

Nombre oficial: Reino de Polonia

Población: 38.427.000 habitantes (junio 2016). Polonia es el 34º país más poblado del mundo, y el sexto de la UE. La población es predominante eslava con pequeñas minorías de ucranianos, bielorrusos y alemanes.

Superficie: 311.888 km². Límites: Estado de Europa central. Limita al N con el mar Báltico y Rusia, al E con Lituania, Bielorrusia y Ucrania, al S con la República Checa y Eslovaquia y al O con Alemania. La frontera occidental fue fijada tras la Segunda Guerra Mundial en el curso del río Oder y su afluente el Neisse. La oriental, parcialmente, en el río Bug.

Densidad: 123,2 habitantes por km².

Capital del estado: Varsovia (1.735.400 habitantes) Otras ciudades: Cracovia: (761.900 habitantes) Łódz: (707.504 habitantes) Wroclaw: (634.500 habitantes) Poznan: (545.680 habitantes) Gdansk: (461.489 habitantes) Szczecin (370.744 habitantes).

Forma del Estado: República Parlamentaria Unitaria.

Política del País: Polonia dispone de un Presidente elegido por sufragio universal directo cada 5 años y una Asamblea Nacional compuesta de cámara baja o Sejm, (460 diputados), y el Senado (100 senadores) elegidos cada cuatro años. La elección al Sejm es por el sistema proporcional en las 16 regiones, mientras que los senadores son elegidos por elección mayoritaria uninominal en 10 circunscripciones. Existe un umbral del 5% de los votos para los partidos políticos y del 8% para las coaliciones.

El 25 de octubre de 2015 se celebraron las elecciones generales, donde el partido nacionalista-conservador Ley y Justicia (PiS) se impuso con una mayoría absoluta en ambas cámaras del parlamento polaco situación que no se producía en el país desde 1989. La nueva Primera Ministra es Beata Szydlo

Organización  Administrativa: La división administrativa del país se estructura en tres escalones. El primer escalón lo constituyen las 16 Voivodías (regiones). El segundo lo conforman las provincias en las que se dividen las voivodías; hay 314 provincias (powiat) y (66) ciudades con estatuto de provincia (ciudades distritos). Las provincias a su vez se dividen en 2479 municipios (gmina).

Coeficiente Gini 2013: 32,7 (0: máxima igualdad económica, 1: total desigualdad económica)

Esperanza de vida al nacer, 2014: Hombres 73,7 años, Mujeres 81,6 años. En promedio total: 77,5 Crecimiento de la Población 2014 (en porcentaje): -0.1 Tasa bruta de natalidad, 2014 (por 1000 habitantes): 9,7 Tasa total de fecundidad, 2014: 1.29 IDH 2014: 0.834 (Nº 35 del listado completo. Dentro del apartado de países con IDH muy alto) Datos extraídos del GUS (Instituto Nacional de Estadística de Polonia) y del informe sobre Desarrollo Humano del PNUD.

Idioma oficial: Polaco. Hasta las últimas décadas el idioma ruso fue comúnmente aprendido como segunda lengua, pero ha sido reemplazado por el inglés y alemán, los segundos idiomas más comunes en ser estudiados y hablados.

Moneda: Złoty (PNL) =100 Groszy. Cambio (febrero 2017): 1 € = 4,31 PNL; 1 PNL= 0,23 €.

Religión: Mayoritariamente católica (90 %). Minorías ortodoxas, luteranas y judías.

Demografía: La composición étnica de Polonia ha variado notablemente a lo largo del siglo XX. Hasta la Segunda Guerra Mundial, un 30% estaba formado por grupos minoritarios. Los alemanes se concentraban en tierras próximas a su país de origen, mientras que los ucranianos y bielorrusos habitaban en regiones del este. Numerosas comunidades judías estaban establecidas, además, en ciudades polacas. La República de Polonia fue el segundo país de Europa con más víctimas mortales en la Segunda Guerra Mundial, solo superado por la Unión Soviética. A estas bajas también hay que sumar la pérdida de un importante número de habitantes como consecuencia de la reestructuración de sus fronteras.

En los últimos años, la población de Polonia ha disminuido debido a un aumento de la emigración y un fuerte descenso en la tasa de natalidad. Desde la adhesión de Polonia a la Unión Europea, un importante número de polacos han emigrado, principalmente al Reino Unido, Alemania y la República de Irlanda en busca de mejores oportunidades de trabajo en el extranjero. En abril de 2007, la población polaca del Reino Unido había aumentado a aproximadamente 300.000, y las estimaciones de colocar a la población polaca en Irlanda en 65.000. Algunas fuentes afirman que el número de ciudadanos polacos que emigraron al Reino Unido después de 2004 es tan alta como 2 millones.

Todos estos marcaron la configuración actual de la población polaca, que tuvo como principal consecuencia la homogeneización de la población. En la actualidad está compuesta por un 98,7% de polacos frente a un 1,3% de personas de otros orígenes, principalmente alemanes, lituanos, ucranianos y bielorrusos, además de judíos y gitanos.

Geografía: País predominantemente llano, con altitud media de 150 m. Se compone orográficamente de los Cárpatos al S, la llanura arenosa de origen glaciar en el centro y los cerros y lagos de origen glaciar al N.

El territorio de Polonia se extiende a través de varias regiones geográficas, entre las latitudes 49° y 55° N y las longitudes 14° y 25° E. En el noroeste es la costa del Báltico, que se extiende desde la Bahía de Pomerania al golfo de Gdańsk. Esta costa está marcada por varios asadores, lagos costeros (antiguas bahías que han sido aislados del mar), y dunas. La línea de costa en gran parte recta se sangra por la Laguna de Szczecin, la bahía de Puck, y la laguna del Vístula. El centro y partes del norte se extienden dentro de la llanura nordeuropea.

Sobresaliendo por encima de estas tierras bajas, es una región geográfica que comprende los cuatro distritos montañosos de morrena y lagos de morrena represados formados durante y después de la edad de hielo del Pleistoceno. Estos distritos son el lago de Pomerania, el Gran polaco, el Casubia y el Distrito de los lagos de Masuria. El Distrito de los Lagos de Masuria es la mayor de los cuatro y cubre gran parte del noreste de Polonia. Los distritos del lago forman parte de la cordillera del Báltico, una serie de cintas de morrena a lo largo de la orilla sur del mar Báltico.

Al sur de las tierras bajas del norte de Europa se encuentran las regiones de Silesia y Mazovia, que se caracteriza por valles y ríos. Más al sur se encuentra la región de la montaña de Polonia, incluyendo el Sudetes, la meseta de Cracovia-Czestochowa, la Sierra de Świętokrzyskie, y los Montes Cárpatos, incluyendo las Montañas Beskidy. La parte más alta de los Cárpatos son los Montes Tatras, a lo largo de la frontera sur de Polonia.

La temperatura media durante el día de verano en el nivel del mar a lo largo de la costa del Mar Báltico es de 22° C.
El clima es mayormente templado en todo el país. Es oceánico en el norte y oeste y gradualmente se vuelve más cálido y continental hacia el sur y el este. Los veranos son generalmente cálidos, con temperaturas medias entre 18 y 30° C en función de una región. Los inviernos son bastante fríos, con temperaturas promedio de 3° C en el noroeste y -6° C en el noreste. Las precipitaciones son frecuentes durante todo el año, aunque, sobre todo en el este; en invierno es más seco que en verano.
Los ríos más largos son el Vístula (en polaco: Wisła), con 1047 kilómetros de largo; el Óder (en polaco: Odra), que forma parte de la frontera occidental de Polonia, 854 kilómetros de largo; su afluente, el Río Varta, 808 kilómetros de largo; y el Bug Occidental, un afluente del Vístula, de 772 kilómetros de largo. El Vístula y el Óder desembocan en el mar Báltico, al igual que numerosos ríos menores en Pomerania.

Con casi diez mil zonas de agua cerradas que cubren más de 1 hectárea (2.47 acres) cada una, Polonia tiene una de las cifras más altas de los lagos del mundo. En Europa, solo Finlandia tiene una mayor densidad de los lagos. Los lagos más grandes, cubriendo más de 100 kilómetros cuadrados, son el lago Śniardwy y Lago Mamry en Masuria, y Lago Łebsko y Lago Drawsko en Pomerania. Además de los distritos del lago en el norte (en Masuria, Pomerania, Kashubia, Lubusz, y Gran Polonia), también hay un gran número de lagos de montaña en los montes Tatras, de los cuales el Morskie Oko es el más grande del área. El lago con la mayor profundidad de más de 100 metros, es el lago Hańcza, al este de Masuria en el Voivodato de Podlaquia.

La costa báltica de Polonia es de aproximadamente 528 kilómetros de largo y se extiende desde Świnoujście en las islas de Usedom y Wolin en el oeste de Krynica Morska en el Cordón del Vístula al este. En su mayor parte, Polonia tiene una costa suave, que ha sido formada por el movimiento continuo de la arena por las corrientes y vientos.

Relaciones exteriores e instituciones internacionales: España y Polonia son países aliados desde el ingreso de ésta en la OTAN en 1999. La adhesión de Polonia a la Unión Europea en 2004 la ha convertido también en socio comunitario de España. Las relaciones políticas entre los dos países se integran en este marco, europeo y occidental, en el que se han desarrollado notablemente en los últimos años, hasta el punto de ser uno de los pocos países con los que España mantiene periódicamente cumbres anuales a nivel de Presidentes de Gobierno.

Los hitos fundamentales de la política exterior polaca de la IIIª República han sido, sucesivamente, el Tratado bilateral con Alemania que confirmó en 1997 el carácter perenne de la frontera Oder-Neisse, el ingreso en la OTAN en 1999 y en la UE en 2004. Los elementos fundamentales de la política exterior polaca, compartidos unánimemente por todo el arco parlamentario, son:

  • La búsqueda de una posición en la UE acorde con su peso político que permita ejercer influencia sobre decisiones fundamentales para sus intereses, defendiendo en particular una fuerte política de cohesión, una mayor atención a la vecindad este y una política energética que reduzca la dependencia de Rusia
  • Una política de seguridad basada en la OTAN y el vínculo trasatlántico
  • Redefinir las relaciones en Centroeuropa y Europa del Este

Entre los años 2007 y 2015, bajo el gobierno de “Plataforma Cívica”, y con el liderazgo de su MAE, Radoslaw (Radek) Sikorski, la política exterior polaca aumentó su perfil e hizo de la cercanía a Alemania y Francia su rasgo principal. El lanzamiento del “Partenariado Oriental” en 2008 fue una de sus mayores hitos y el nombramiento de Donald Tusk como Presidente del Consejo Europeo en el otoño de 2014 la coronación de este esfuerzo, en el que también jugó un papel importante el Presidente de la República a partir de 2010, Bronislaw Komorowski.

Información relevante sobre el país

 Evolución del PIB, desempleo e inflación
  2015 2016 2017 2018
PIB % variación 3,6  3,1  3,4 3,2
Desempleo % 9,7 8,3 7,0 7,0
Inflación % -0,9 -0,6 1,1 1,7
Contribución al PIB por sectores en %, 2014

Comercio y transporte - 29,20    
Industria y energía - 25,09
Otros servicios - 20,30
Act. Empr. y Servicios Financieros - 14,40
Construcción - 7,50
Agricultura y pesca - 3,30

La economía de Polonia
  • Polonia ocupaba en 2015 el puesto 24 en cuanto a PIB en el ranking del Banco Mundial: 475.000 Millones de $, detrás de Nigeria y delante de Bélgica (España se situaba el lugar 14 con un PIB de 1.200.000 Millones de $). El PIB per cápita del país es 12.555 $, (la de España es de 26.823 $). Datos del Banco Mundial para 2015
  • Bloomberg ha elaborado una clasificación de los 25 países emergentes en el mundo con un futuro económico más prometedor, que incluye a Polonia en el décimo puesto. Este país se encuentra en la lista por un solo estado europeo, Letonia, y queda por delante de las vecinas República Checa, Hungría y Rusia
  • Según este índice, Polonia experimentó un crecimiento medio de un 3,4% en 2015 y 2016 (La Comisión Europea pronosticó 3.2 y 3.4 respectivamente), el más alto entre los estados de la Europa emergente. Polonia ocupa el trigésimo segundo puesto mundial en el índice de facilidad para hacer negocios actualizó un 2015, nueve posiciones por detrás de Letonia, pero por delante de los otros países en la Europa central oriental
  • Esta categoría también tiene en cuenta la permuta de incumplimiento crediticio y el valor contable de renta variable primaria. Estos datos no hacen más que confirmar que muchos retos y la necesidad de reformas, Polonia se encuentra en el buen camino hacia perspectivas de futuro esperanzadoras
  • Es el país de mayor PIB, con diferencia, de los 11 países del este de Europa que pertenecen a la Unión Europea. Le sigue República Checa con un PIB de 182.000 $, Rumanía con 178.000 $ y Hungría con 121.000 $
  • La tasa de desempleo ha venido disminuyendo de forma sostenida desde 2013 (13,4%) situándose en  2016 en el 8,3 %

Polonia ha crecido en 2014 y 2015 por encima del 3,3% superando la fase de desaceleración de 2012-2013. La tasa de crecimiento del PIB en 2015 ha sido del 3,6%. Los motores del crecimiento ha sido la demanda externa (Polonia forma parte de la cadena de valor de Alemania) pero principalmente su demanda interna, siendo el consumo privado su componente más dinámico. El consumo se ha beneficiado del incremento del poder adquisitivo de los agentes económicos vía mejoras en el mercado laboral (caída del nivel de desempleo e incremento de los salarios) y evolución de los precios (deflación). El consumo y la Inversión se han aprovechado de la mejoría de las condiciones financieras (bajada de los tipos de interés por parte del NBP y el mayor acceso al crédito).

Para el 2016 el Banco Mundial ha revisado al alza la previsión de crecimiento a un 3,7% del PIB. Según diversos expertos, Polonia, a medio plazo, podría mantener su diferencial de crecimiento frente al resto de la UE: tendencia positiva de los principales indicadores económicos, mantenimiento de su propia moneda, el zloty, y el hecho de ser principal país receptor de Fondos Europeos. La necesidad de un cambio de estrategia, con el fin de salir de la "trampa del ingreso medio", queda supeditada al impulso de nueva producción industrial con mayor valor añadido y a un mayor gasto público y privado en I+D+i para combatir la falta de innovación en este sector.

En el 2016 se ha registrado una caída de la inversión en un 5,5% debido a una caída de la inversión pública por el paso de un marco financiero comunitario a otro (situación que se ha producido en mayor o menor medida en todos los países beneficiarios de estos Fondos) y por la incertidumbre en el marco regulatorio. El Gobierno estima que la situación se invertirá en el segundo trimestre de 2017 se espera una recuperación en las inversiones regionales como consecuencia del progreso en el uso de Fondos Comunitarios correspondientes al MFP 2014-2020.Los principales motores de crecimiento en los años venideros serán el consumo y la inversión por los Fondos Comunitarios.

En el mercado laboral se ha producido una mejoría tanto en la tasa de desempleo como en los salarios nominales. Por otra parte el último dato disponible de desempleados registrados en diciembre de 2016 fue de 1.335.200 personas. El incremento de los salarios por encima del crecimiento de la productividad ha conllevado un incremento de los costes laborales unitarios.

Desde el punto de vista de la política fiscal, Polonia ha llevado a cabo un proceso de consolidación fiscal en los últimos años, lo que le permitió en junio de 2015 salir del procedimiento de déficit excesivo abierto por la Comisión Europea en el 2009. Según los últimos datos disponibles, el déficit ascendió en 2015 al 2,6% del PIB. Para el 2016 las previsiones de déficit oscilan entre el 2,8% y el 3,2%. No obstante, las previsiones de la CE apuntan a un déficit del 3,4% en el 2017, lo que podría suponer la apertura nuevamente de un procedimiento de déficit excesivo.

El buen hacer de la economía ha permitido al país converger con la Unión Europea. Según los últimos datos disponibles en Eurostat, el PIB per cápita en paridad de poder adquisitivo (PPA) se situó en 69% del promedio de la UE-28 para 2015 (92% en el caso de España). Según el Plan para el desarrollo económico responsable aprobado por el Gobierno en febrero, en el 2020 el PIB per cápita debería situarse en el 79% de la media comunitaria.

Polonia es líder de la UE en la recepción de Fondos Comunitarios, correspondiéndole 82.500 millones de euros en Política de Cohesión en el actual Marco Financiero Plurianual (MFP) 2014-2020.

El 5 de enero de 2016, la agencia de calificación crediticia S&P decidió rebajar la calificación de Polonia en el largo plazo de A- a BBB+ por primera vez desde 1995 y en el corto plazo de A/A-1 a A-2. Se argumenta que la independencia y efectividad de ciertas instituciones clave se ha visto erosionada como consecuencia de una serie de medidas adoptadas por el nuevo Gobierno electo en octubre de 2015 que afectan al Tribunal Constitucional y a los medios de comunicación polacos. Se señala asimismo con preocupación la aprobación en enero de 2016 de un impuesto sobre la banca, y las grandes superficies comerciales, sectores donde la inversión extranjera es predominante, lo que genera dudas acerca de la posición del Gobierno en relación a la inversión extranjera.

A principios de diciembre de 2016 S&P decidió mantener la calificación en BBB+, si bien la perspectiva la modificó de negativa a estable. Moody´s mantiene desde mayo una calificación de A2 con perspectiva negativa. Fitch mantiene su calificación en A- con una perspectiva estable.

Polonia tiene como objetivo la entrada en el euro si bien no de manera inmediata ni con apoyo unánime. La victoria del PiS en las elecciones del 25 de octubre parece posponer la adhesión puesto que reclaman una mayor soberanía económica frente a Bruselas y rechazan la entrada de Polonia en la zona euro. Según declaraciones recientes del Ministro de Desarrollo no existe una fecha establecida para la adopción del euro, y condiciona la entrada en la zona euro a que esta última tenga un crecimiento estable y Polonia avance en su nivel de convergencia. Además considera que el zloty es un buen amortiguador para la economía.

El sector Exterior

En comercio exterior destaca la dependencia de Polonia respecto al resto de Estados miembros (EEMM) de la UE, tanto en importaciones (70,4%, frente al 62,5% medio de la UE en 2015) como en exportaciones (79,2%, frente al 62,2% medio de la UE en 2015). Polonia fue el octavo Estado miembro en valor en exportaciones intracomunitarias y también octavo en importaciones intracomunitarias en 2015.

El peso de Polonia en el conjunto del comercio de la UE con terceros es algo inferior al tamaño relativo de esta economía (en 2015 el comercio representó el 2,9% de las importaciones y el 2% de las exportaciones extracomunitarias de la UE, mientras que el PIB polaco supone el 2,92% del PIB comunitario( datos provisionales de Eurostat)). A título indicativo para España (2015): sus importaciones extracomunitarias supusieron un 6,2% de las importaciones extracomunitarias de la UE, sus exportaciones un 4,9% de las exportaciones extracomunitarias de la UE, y su PIB en 2015, un 7,4% del total de la UE.].

El principal socio comercial de Polonia es Alemania, que se sitúa a gran distancia respecto del resto de países en cuanto al volumen de su comercio exterior bilateral (en 2015 representó el 27,1 % de las exportaciones totales polacas y el 27,6 % de sus importaciones). El principal socio extracomunitario en 2015 sigue siendo Rusia, aunque como consecuencia del conflicto en Ucrania, ha disminuido su importancia, tanto en exportación, que en 2015 supusieron un 2,9% del total (frente al 4,2% en 2014 y el 5,3% en 2013), como en importación (7,4% del total en 2015, frente al 10,1% en 2014 y el 11,9% de 2013.

El embargo ruso impuesto a partir del 1 de agosto de 2014 a las exportaciones de la UE de productos cárnicos y de frutas y hortalizas como respuesta a las sanciones de la UE, ha contribuido a la caída de los precios de los bienes agroalimentarios por sobreoferta interior, explicando en parte la progresiva reducción de la inflación a lo largo del 2015. Rusia mantendrá el embargo hasta finales de 2017.

Polonia dispone de un mercado potencial interno de más de 38 millones de habitantes, lo que representa en torno al 7,6% de la población total de la Unión Europea y el mayor mercado de Europa Central.

En general el modelo de crecimiento de la economía polaca se ha caracterizado por unas exportaciones dinámicas, por una fuerte demanda interna, por la recepción de fondos comunitarios y por la inversión extranjera. Sin embargo del 2007 al 2012 los flujos de inversión extranjera se redujeron, al igual que la demanda por parte de Europa occidental, que supone casi el 75% de las exportaciones polacas, por lo que se hizo necesario diversificar los mercados de exportación, así como desarrollar producción con más componente tecnológico.

Transporte, energía, industria y ciencia

Transporte
La localización central de Polonia en Europa favorece el transporte, sobre todo el terrestre. El país es atravesado por numerosas vías de comunicación entre Europa Occidental y del Este, sobre todo desde Rusia, Bielorrusia y Ucrania. Sin embargo, Polonia sigue presentando una infraestructura de transporte todavía mejorable y se encuentra actualmente inmersa en un proceso de modernización, situación favorecida por los fondos comunitarios recibidos en el MFP 2014-2020. Según los últimos datos disponibles en la oficina Central Estadística (GUS, por sus siglas en polaco), el sector del transporte y la distribución destaca por su importancia cuantitativa, al representar el 5,78% del PIB en 2015 (incremento de 0,12 puntos porcentuales). En todo el sector transporte, en el año 2015, hubo 521.000 personas contratadas, un 3% más respecto a 2014 (el sector público descendió un -13,9% y el privado aumentó un 10,6%).
 
En 2015 se transportaron entre todos los medios de transporte 1.824 millones de toneladas de carga, un 1,8% más que en el 2014. Por modos de transporte domina el transporte por carretera (82,54%) seguido por el transporte por ferrocarril (13,41%) siendo el resto muy residual. En los primeros 5 meses de 2016 se ha producido un incremento interanual del 2,4% en el transporte de mercancías. En 2015, 703,74 millones de pasajeros fueron transportados, lo que supuso una caída interanual del 0,8%. Los pasajeros usaron principalmente el transporte por carretera (59,2%) seguido por el ferrocarril (39,4%) y el avión (0,1%). Cabe destacar el incremento que se produjo en 2015 en el transporte ferroviario (+3,4%) por la introducción de los trenes de alta velocidad.

Transporte por carretera
La red pública de carreteras abarcaba 417.026 km en el 2014, de los que 19.293 km eran carreteras nacionales; 28.593 km provinciales; y el resto eran de ámbito urbano o comunal, muchas de ellas (un 31,0%) sin asfaltar.
Las carreteras de Polonia no están al mismo nivel de calidad y seguridad que las de otros países europeos, como evidencian las estadísticas de muertes en carretera de la Unión Europea. Según los datos de siniestralidad provisionales de la Comisión Europea para el 2014, Polonia se sitúa en las últimas posiciones sólo por delante de Letonia, Lituania, Rumanía y Bulgaria. No obstante, se identifica un descenso de la siniestralidad del 3% según el informe de la UE “Road Safety Evolution in the EU” de febrero de 2016.

Existen 1.564 km de autopistas y 1.826 km  de vías rápidas según datos del GUS para el 2014. Estas infraestructuras están administradas por la Dirección General de Carreteras y Autopistas Nacionales (GDDKIA) que depende del Ministerio de Infraestructura. Según la GDDKiA,  para el periodo 2014-2020, está prevista la construcción de 2.227 km de nuevas carreteras: 71,5 km de autopistas, 1.790 km de vías rápidas y 35 carreteras de circunvalación, con una longitud total de 366 km.

Para el periodo 2014-2020 las principales inversiones de GDDKiA irán enfocadas a las siguientes carreteras: S3 (179 km), S5 (273 km), S6 (328 km), S7 (382 km), S19 (157 km) y S61 (191 km).

En el MFP de la UE para el septenio 2014-2020 Polonia recibirá 77.600 millones de euros en concepto de Fondos Estructurales y Fondo de Cohesión, que se instrumentarán a través de 6 Programas Operativos nacionales (PPOO) y 16 PPOO regionales. El PO de más cuantía es el de Infraestructura y Medio Ambiente (27.413 millones de euros), de ahí que sean estos los sectores más interesantes para la inversión. A infraestructuras de transporte se destinarán casi 21.000 millones de euros, de los cuales el 60% irá destinado a infraestructuras  viarias.
Los objetivos son conectar centros de gran aglomeración, establecer puntos de contacto con otros medios de transporte y mejorar las conexiones en la zona este de Polonia.

Transporte ferroviario
En 2015 Polonia poseía 19.231 km operativos de líneas ferroviarias de ancho europeo estándar, electrificadas al 61,5%. La obsolescencia de buena parte del tendido va disminuyendo año tras año, existiendo en la actualidad buenas conexiones ferroviarias con las capitales de los países de Europa Central y del Este.
 
La Sociedad Nacional de Ferrocarriles, PKP (Polskie Koleje Panstwowe) se encarga de su administración. Las líneas internacionales y las líneas entre las principales ciudades ofrecen unos servicios de calidad, aunque las líneas regionales no ofrecen la misma calidad de servicio que las anteriores. La modernización del ferrocarril resulta indispensable ya que un 13,41% del tráfico total de mercancías (en toneladas por kilómetro) y un 39,4% del de viajeros se efectúan por este medio, según los últimos datos disponibles de GUS de 2015.

El PO de Infraestructura y Medio Ambiente destinará a infraestructuras de transporte casi 21.000 millones de euros, de los cuales el 40% irá destinado a infraestructuras ferroviarias.

Además Polonia cuenta con el mecanismo Conecting Europe Facility (CEF) para financiar proyectos ferroviarios.
Los objetivos son aumentar la competitividad ferroviaria, modernizar las conexiones entre ciudades, mejorar el servicio a pasajeros y reducir el tiempo medio de viaje (160 km/h para los trenes de pasajeros y 120 km/h para trenes de carga). En el mes de noviembre de 2015 existen 1.420 km que pueden operar a 160km/h, 3.420 km para operar entre 120-160 km/h y 5.770km para operar entre 80-120km/h.

En diciembre de 2014, la empresa ferroviaria estatal polaca PKP lanzó los 20 trenes para transporte de pasajeros de media/alta velocidad "Pendolino" que adquirió a la empresa Alstom. Operan entre Varsovia y las ciudades de Gdansk, Wroclaw, Katowice, Cracovia, Rzeszów, Tychy, Zabrze, Gliwice y Bielsko Biala reduciendo considerablemente los tiempos de trayecto. Los datos provisionales de 2015 indican un aumento de 5,6 millones de pasajeros con respecto al año anterior.

PKP Intercity, la compañía dentro del Grupo PKP, responsable del transporte de pasajeros  de larga distancia, registró 3,2 millones de pasajeros en 2015, lo que supone un incremento del 22% respecto al año anterior.

Transporte marítimo y fluvial
En el 2015, tan solo el 0,4% de la mercancía (en toneladas) fue transportada por vía marítima y fluvial en Polonia (0,6%, respectivamente). Si tenemos en cuenta el tráfico internacional estas cifras aumentan hasta el 2,4% y 2% por vía marítima y por vía fluvial respectivamente.
 
Cuatro son los grandes puertos de Polonia, por número de movimientos en 2015: Swinoujscie (5.353), Gdynia (3.708), Gdansk (3.129) y Szczecin (2.619). El 98,19% del tráfico de mercancías por vía marítima constituyó tráfico internacional; las entradas de mercancías representaron el 56,22% del total. En 2015, los puertos de Polonia movieron 69.735,5 miles de toneladas (un 1,4% más que en 2014). En cuanto al volumen de carga, Gdansk representó el 45,5% del total, seguido de Gydnia (22,3%), Swinoujscie (16,9%) y Szczecin (11,9%).
 
En la actualidad, el sector se caracteriza por el envejecimiento de la flota, la descoordinación en determinados servicios e insuficientes inversiones de equipo. La legislación necesaria para adaptar al acervo comunitario ha sido adoptada casi en su totalidad en este sector, por lo que se ha venido realizando una progresiva reducción de la flota.
Polonia tiene 3.655 km de vías fluviales dentro del país, de las cuales 2.417 km corresponden a ríos navegables, 644 km a partes canalizadas de ríos, 336 km a canales y 258 km a lagos navegables. Su importancia como medio de transporte interno tanto de pasajeros como de mercancías es residual.

Transporte aéreo
El mercado polaco de transporte aéreo es uno de los que más rápidamente ha crecido en Europa en los últimos años. En 2001 apenas registró 5 millones de pasajeros, mientras que en 2009 ya movía 17 millones de pasajeros y en 2015 se registraron casi 31 millones de pasajeros, lo que supuso un incremento de casi el 14% con respecto a 2014.

El aeropuerto Chopin en Varsovia se volvió a mantener como el más dinámico del país, recibiendo a 11,2 millones de pasajeros en 2015, unos 600.000 más que en 2014 . La nueva terminal del aeropuerto comenzó a funcionar el 22 de mayo de 2015. Fue seguido por el aeropuerto de Cracovia, con 4,2 millones de pasajeros registrados, lo que supone un aumento con respeto a los 3.806.801 pasajeros de 2014 y también la primera vez que un aeropuerto regional polaco supera los 4 millones de pasajeros. El tercer lugar lo ocupó el aeropuerto de Gdansk, que también vio incrementados sus registros con respecto a 2014 de los 3.238.064 pasajeros a los 3,7 millones.

Por otra parte, los aeropuertos de Varsovia-Modlin, Szczecin, Lublin y Zielona Góra, vieron incrementada su afluencia en cada uno de ellos en más de un 40 por ciento. En concreto, el aeropuerto de Varsovia-Modlin había visto incrementada su afluencia en un 56% al final del tercer trimestre con respecto al mismo periodo de 2014. Este aeropuerto fue inaugurado en junio de 2012 a 35km al noroeste de Varsovia. Opera vuelos de media y corta distancia y es la base de Ryanair en la capital. La razón más importante para este aumento de la afluencia parece ser la expansión de las aerolíneas de bajo coste. Como último apunte relativo a los aeropuertos, cabe decir que el 20 de enero de 2016 fue la fecha de despegue del primer vuelo de pasajeros desde el aeropuerto regional Olsztyn-Mazury a Berlín.

La compañía de bandera polaca, LOT, vuela a 8 aeropuertos dentro de Polonia y a más de 60 aeropuertos internacionales. LOT se encuentra parcialmente privatizada desde 1999, si bien el Estado posee el 67,97% de las acciones. Durante el 2013 como consecuencia de graves problemas económicos en la compañía se modificó la ley que permite la privatización de LOT y el anterior Gobierno dio señales de que la compañía puede entrar en un proceso de venta a un socio industrial en el año 2016.

Respeto al número de pasajeros por aerolínea, una vez transcurridos los tres primeros trimestres de 2015, Ryanair fue la compañía que más pasajeros movió con un 29,17% del mercado, seguida de Wizz Air con un 23,26% y LOT Polish Airlines con un 20,82%. Lufthansa aparece en cuarto lugar con un 7,25%, muy alejado de las tres primeras. Ninguna compañía española aparece entre las 25 primeras compañías que operan en Polonia.

Industria
Los principales centros económicos en Polonia se concentran alrededor de las principales ciudades del país (Varsovia, Cracovia, Wroclaw, Poznan y Katowice) y en las catorce Zonas Económicas Especiales repartidas por todo el país. Las grandes ciudades, y muy especialmente la capital, están concentrando la inversión en servicios, comercio y sector inmobiliario.

La zona industrial más dinámica de Polonia es la región suroeste, desde Wroclaw hasta Cracovia, donde se encuentran los denominados “cluster” de la industria de la automoción y los electrodomésticos, que agrupan la inversión extranjera directa en estos sectores, además de empresas dedicadas a energías renovables y a las empresas locales subcontratistas. La Agencia Polaca de Información e Inversión Extranjera (PAIiIZ) destaca el atractivo de las regiones de Silesia (Katowice), Pequeña Polonia (Cracovia), Lódz y Baja Silesia (Wroclaw), gracias a las infraestructuras existentes, los costes laborales y el nivel de desarrollo.

Polonia sigue siendo un país atractivo para la producción de manufacturas industriales, gracias a sus salarios inferiores a la media comunitaria, a la formación media-alta de sus trabajadores, y a su oferta de ventajas fiscales para la producción en Zonas Económicas Especiales. A todo ello, se añade su pertenencia a la propia UE y su cercanía a los mercados de mayor poder adquisitivo de Europa Central. De hecho, la tradicional especialización en industria fundamentalmente ligera (con excepción de la construcción naval) heredada del régimen comunista se ha reforzado con la inclusión de algunos sectores de  industria más pesada como el acero, la aviación o la construcción de automóviles. Destacan los sectores químico, farmacéutico, automóvil, software, aviación, cerámica, etc... En total la industria y la energía, especialmente la minería del carbón, suponen un 25,02% del PIB.

El sector industrial sigue siendo una de las bases de la economía polaca, apoyado por la llegada de Inversión directa extranjera para la producción de manufacturas. La necesidad de importar bienes de equipo, material eléctrico y de suministros se mantendrá en los próximos años, si bien en este momento la oportunidad está centrada en equipos que proporcionen ahorro en costes por su precio o su tecnología.

Energía
En el sector de energía convencional, existen oportunidades en lo relativo a centrales de ciclo combinado, gas, energía nuclear (el Programa de Energía Nuclear aprobado en enero de 2014 prevé la construcción de dos plantas entre 2019 y 2035). Según el Ministerio del Tesoro, para el año 2020 se habrán destinado en torno a 7.000 millones de euros para la construcción de plantas energéticas y 2.400 millones para la expansión y modernización de las redes eléctricas. Además, 4.700 millones de euros se invertirán en infraestructuras de gas y petróleo. Por lo tanto, en los próximos años se invertirán unos 14.000 millones de euros en el sector energético.   

Ciencia y tecnología
Polonia ha sido el hogar de algunos de los más destacados investigadores en diferentes campos científicos. En química y física: Marie Curie, Roald Hoffmann, Albert Abraham Michelson, Isidor Isaac Rabi, Ignacy Łukasiewicz o Frank Wilczek. En matemática, astronomía medicina y economía: Nicolás Copérnico, Johannes Hevelius, Aleksander Wolszczan, Jan Brożek, Marian Rejewski, Stefan Banach, Karol Borsuk, Emil Leon Post, Jędrzej Śniadecki, Stanisław Ulam, Andrew Schally, Józef Kosacki y Leonid Hurwicz. Es así que cerca de 30 polacos (de nacionalidad u origen) han sido laureados con el Premio Nobel.

De acuerdo a Frost & Sullivan's Country Industry Forecast el país se está convirtiendo en un lugar interesante para la investigación y desarrollo de inversiones. Las empresas multinacionales tales como: ABB, Delphi, GlaxoSmithKline, Google, Hewlett-Packard, IBM, Intel, LG Electronics, Microsoft, Motorola, Siemens y Samsung han creado centros de investigación y desarrollo en Polonia. Más de 40 centros de investigación y desarrollo y 4.500 investigadores hacen vida en Polonia, lo que la convierte en el mayor centro de investigación y desarrollo en Europa Central y del Este. Las empresas por lo general, eligen a Polonia debido a la disponibilidad de la fuerza de trabajo altamente calificada, la presencia de las universidades, el apoyo de las autoridades, y el mercado más grande de Europa Central.

Hoy en día las instituciones de educación terciaria de Polonia, tradicionalmente las universidades (que se encuentran en sus principales ciudades), así como las instituciones técnicas, médicas y económicas, emplean a unos 61.000 investigadores y miembros de personal. Hay alrededor de 300 institutos de investigación y desarrollo, con cerca de 10.000 investigadores. En total, hay alrededor de 91.000 científicos en Polonia hoy en día.

Relaciones económicas con España

España es 10 º país inversor en Polonia. En 2013 fue de 136 millones de euros (Los tres primeros son Reino Unido, Alemania y Suiza).

El comercio bilateral hispano-polaco se caracteriza, por su continuo crecimiento en volumen (a excepción de 2012). En 2014 el volumen total se situó en 7.839 millones de euros. España ha mantenido un saldo superavitario de la balanza comercial en los últimos años, sin embargo el mayor incremento de las importaciones españolas frente a las exportaciones en 2014 (22,8% frente al 2,12% anual en 2014) ha reducido dicho superávit a 11 millones de euros. En 2014, las exportaciones españolas ascendieron  a 3.925 millones de euros y las importaciones a 3.914 millones de euros. En los 4 primeros meses de 2015 el volumen total de comercio ha ascendido a 3.068 millones de euros, de los cuales 1.493,6 millones de euros corresponden a las exportaciones y 1.574,9 millones de euros a importaciones.

Destaca también por su carácter intra-industrial, saliéndose de este patrón nuestras exportaciones de productos hortofrutícolas, textiles y la maquinaria industrial. La tasa de cobertura del comercio bilateral, aunque superavitaria en los años más recientes, se ha venido deteriorando en los tres últimos, pasando del 120,6% en 2013 al 100,3% en 2014 y al 94,8% en el primer cuatrimestre de 2015.

En lo que concierne a las exportaciones polacas y presencia de España en el comercio exterior polaco, nuestro país pasó a ocupar en 2014 el puesto 11º en el ranking de países de destino desde el puesto 12º en 2013. En los primeros cuatro meses de 2015 España se sitúa en el puesto 7º (abril). Como país proveedor: en 2014 España se mantuvo en el puesto 13 que ocupaba en 2013, con una cuota en el mercado polaco de 2,0% (2,2% en 2013). En los primeros cuatro meses de 2015 España se sigue manteniendo en el puesto 13º.

En lo que concierne al peso de Polonia como cliente en el comercio exterior español, en 2014 Polonia ascendió dos puestos respecto de 2013 en el ranking de países de destino de las exportaciones españolas y se sitúa en el puesto 13º. En los primeros cuatro meses de 2015 Polonia se mantiene en el puesto 13º. Como país proveedor: en 2014 Polonia ascendió un puesto respecto de 2013, situándose en el puesto 17º y una cuota de mercado de 1,48 % (frente al 18º y 1,26% respectivamente en 2013). En los primeros cuatro meses de 2015 Polonia se ha situado en el puesto 12º, mejorando también su cuota de mercado (1,8%).

Por último se reproduce el artículo de la siguiente publicación, sobre la economía de Polonia.

Polonia como país y destino

Polonia experimentó un aumento en el número de turistas después de unirse a la Unión Europea. El turismo en Polonia contribuye a la economía general del país y constituye una proporción relativamente grande del mercado de servicios del país.

Cracovia fue la antigua capital y una reliquia de Polonia en la Edad de Oro del Renacimiento. Contiene el lugar de la coronación de la mayoría de los reyes polacos. Fue nombrada Capital Europea de la Cultura por la Unión Europea para el año 2000. La ciudad de Breslavia, fue designada como Capital Europea de la Cultura en 2016, además de ser una de las ciudades más antiguas de Polonia. Durante la Segunda Guerra Mundial, Breslavia fue una de las ciudades más afectadas, sin embargo, la ciudad ha sido restaurada y atrae a varios millones de visitantes cada año. La capital de Polonia, Varsovia, que también fue destruida y reconstruida, que ofrece una gran variedad de atracciones.

Las principales ofertas turísticas de Polonia se basan en torno al turismo en sus principales ciudades, así como en áreas extra-urbanas, el turismo cualificado, el agroturismo, el senderismo de montaña y escalada, así como los viajes de negocios. Polonia es el 17º país más visitado del mundo por los turistas extranjeros, según el ranking de la Organización Mundial del Turismo (OMT) en 2012. Otros destinos turísticos incluyen costa en el norte del Mar Báltico, el Distrito de los lagos de Masuria, y el Bosque de Białowieża en el este, en el sur se encuentra la Montañas de los Gigantes, los Montes Mesa , los Montes Tatras, en donde se encuentra el pico más alto de Polonia (Rysy) y la famosa Orla Perć; el Parque nacional Pieniny, así como las montañas del Parque nacional Bieszczady en el extremo sur-este del país.

Polonia es el cuarto país más boscoso de Europa. Los bosques cubren aproximadamente el 30,5% de la superficie terrestre de Polonia sobre la base de normas internacionales, y su porcentaje global sigue aumentando. La riqueza de los bosques de Polonia es más de dos veces superior a la media europea (con Alemania y Francia en la parte superior), que contiene 2.304 millones de metros cúbicos de árboles. El complejo forestal más grande de Polonia es el área salvaje de Baja Silesia.

Más de 1% del territorio de Polonia, 3.145 kilómetros cuadrados, está protegido dentro de 23 parques nacionales. Otros tres parques nacionales se proyectan para Masuria, la meseta de Cracovia-Czestochowa, y las Montañas Beskidy. Además, los humedales a lo largo de lagos y ríos en el centro de Polonia están legalmente protegidos, como son las zonas costeras en el norte. Hay más de 120 áreas designadas como parques naturales, junto con numerosas reservas naturales y otras áreas protegidas (por ejemplo, la Red Natura 2000).

Muchos animales que se han extinguido en otras partes de Europa todavía sobreviven en Polonia, como el bisonte europeo en el antiguo Bosque de Białowieża y Podlaquia. Otros de estas especies incluyen el oso pardo en Białowieża, en los Montes Tatras y en las Montañas Beskidy, el lobo gris y el lince eurasiático en varios bosques, el alce en el norte de Polonia, y el castor en Masuria, Pomerania, y Podlaquia.

En los bosques, también se encuentran animales de caza, como el ciervo, el corzo y el jabalí. En el este de Polonia hay una serie de bosques antiguos, como el de Białowieża. También hay grandes zonas boscosas en las montañas de Masuria, Pomerania, Lebus y Baja Silesia.

Polonia acobija la zona de anidamiento más importante para una variedad de aves migratorias europeas. De todas las aves migratorias que llegan a Europa en verano, una cuarta parte de la población mundial de la cigüeñas blancas (40.000 parejas reproductoras) anidan en Polonia, especialmente en los distritos del lago y los humedales a lo largo del Biebrza, el Narew y el Warta, que forman parte de las reservas naturales o parques nacionales.

Se recomienda acceder al portal institucional de Polonia en el que en la sección “Turismo” aporta detallada información sobre el país.

El sector construcción. La arquitectura en el país.

Museo de Historia de los Judíos Polacos, Varsovia, Polonia.

Información relevante sobre el sector de la construcción

El sector de la construcción en Polonia obedece, entre otros parámetros, a los siguientes:

  • Es el quinto sector económico que más contribuye al PIB del país (7,5 %)
  • Polonia es el 7º país de Europa en cuanto a construcción
  • El crecimiento del sector crece a un ritmo algo mayor del 4 % anual.  El segmento de infraestructuras crece bastante más, por encima del 8%, debido en gran parte a las grandes aportaciones que hace y hará la UE en fondos de conexión aplicables a este segmento hasta 2020
  • Entre 2011 y 2014 sufrió una importante caída, de la que empezó a recuperarse en 2015
  • Algo más del 50% del sector se lo llevan las infraestructuras. El resto queda repartido entre la construcción no residencial seguido de la residencial
  • Ocupa al 5,6 % de la población empleada en el país: 840.000 personas de las 14.830.000 empleadas (datos de 2015). De los 840.000:
    • 405.000 pertenecen a actividades especializadas de la construcción
    • 274.000 al segmento edificación
    • 161.000 al segmento ingeniería civil

A continuación vamos a incluir unas cuantas publicaciones sobre la construcción en Polonia.  Aportan perspectivas distintas y complementarias, así como datos del sector en los que no siempre coinciden pero nos parece interesante ofrecer.

En opinión de la Cámara de comercio britano-polaca, la construcción en Polonia se caracteriza por :
  • El sector en Polonia se compone de los siguientes segmentos (2015):
    • Residencial - 12,3%
    • No residencial - 30,6%
    • Infraestructuras - 57,1%
  • El mercado polaco de la construcción es el séptimo más grande de la Unión Europea
  • La Ingeniería civil es el mayor segmento del sector construcción
  • En el período  2014-2019 tasa de crecimiento anual del mercado de la construcción será de aproximadamente del  4,52%
  • La UE aportará fondos para el sector durante el período 2014 a 2020 de más de 80.000 millones de €, de los cuales 25,8 millones aplicarán en infraestructuras
  • Los fondos de la UE se dirigirán a infraestructuras, construcción residencia y de oficinas.
  • En 2020 las mayores inversiones de la UE se destinarán a infraestructuras viarias (en su mayoría autovías rápidas)
  • Las tendencias y oportunidades se centrarán en:
    • construcción relacionada con el sector energía
    • construcción ecológica
    • empresas extranjeras que puedan introducir soluciones o materiales innovadores
    • Los mayores concursos serán adjudicados a grandes empresas extranjeras, mientras que las empresas polacas se enfocarán en el papel de subcontratistas
Una interesante publicación de mercado de Finlandia ofrece la siguiente información:

Perspectivas positivas en varios segmentos del mercado de la construcción
El tamaño del mercado de la construcción en Polonia es de aproximadamente 43.000 millones de euros anuales. Del total del valor de mercado, la construcción residencial representa aproximadamente el 27%, la construcción no residencial el 42% y la parte restante corresponde a la ingeniería civil. El crecimiento general del mercado fue del 2,2% en 2015. La construcción residencial y no residencial también continuó creciendo en 2016. Por otro lado, las perspectivas de inversionistas privados en la construcción son las de un crecimiento sólido para los próximos años.

El segmento de  construcción de oficinas; mayor valor de edificios inteligentes
En el mercado de construcción tanto residencial como de oficinas en  Polonia se caracteriza por una tendencia hacia la eficiencia energética, los sistemas de automatización de edificios y otras soluciones inteligentes.
En Polonia los inversores y los consumidores buscan comodidad, menores costes de mantenimiento y uso de tecnología en la vida cotidiana.

El segmento residencial. Las soluciones inteligentes para el hogar
La construcción residencial está en auge; en Polonia se entregan del orden de 150.000 viviendas anualmente. Los nuevos edificios necesitan tener mejores sistemas, tecnologías más avanzadas y una mayor eficiencia energética. Alrededor de un tercio de los polacos tienen en sus casas elementos de los sistemas domóticos. Y dos tercios Polacos declaran que están interesados en incorporar en el futuro tales soluciones.

De la publicación Finacial Observer de abril 2016 , extractamos:

La industria de la construcción en Polonia se recupera desde la caída que experimento desde 2011, según un informe de la consultora Timetric:

“La actividad de construcción en Polonia fue débil durante el período de revisión (2011 - 2015) debido al deterioro del entorno empresarial,a las débiles condiciones económicas, la depreciación de la moneda y la falta de inversión de capital extranjero.

Añade que la industria de la construcción de Polonia registró un crecimiento anual de - 0,12 % de 2011 a 2015.
El futuro de la industria será más brillante durante los próximos cinco años, sugiere el informe. Se espera que la industria de la construcción doméstica crezca a un ritmo 4,17 % anual. Las inversiones del gobierno en proyectos de infraestructura, energía y vivienda impulsarán este crecimiento.

Se prevé que las infraestructuras sean el motor principal del futuro crecimiento de la construcción en Polonia. Este segmento seguirá siendo el mayor mercado de la industria en los próximos cinco años, con un crecimiento del 8,25% anual, hasta un valor de 47.300 millones de dólares en 2020. El gobierno está aumentando su inversión en infraestructura de transporte público a través de proyectos mixtos público-privados para reducir los tiempos de desplazamiento entre las principales ciudades del país e impulsar las actividades comerciales.”

De la publicación del Banco de Sabadell del 2014; extractamos lo siguiente:

… tras dos años de vacas flacas en el sector de la construcción por fin se ve una recuperación. En el primer trimestre del año el sector de la construcción creció un 10,6% en comparación con el período correspondiente del año anterior. El desarrollo de las infraestructuras viales y ferroviarias, los nuevos fondos comunitarios asignados a Polonia para el periodo 2014-2020 y los programas del gobierno son los factores determinantes en los próximos años del desarrollo de este sector.

El crecimiento económico esperado, la escasez de infraestructuras existentes en Polonia y la necesidad modernizar las infraestructuras existentes de transporte y energéticas es una gran oportunidad para muchas empresas de construcción. Polonia sigue siendo líder en la recepción de los fondos asignados por la Unión Europea. En el marco de la política de cohesión 2014 - 2020 se ingresarán 82.500 millones de euros, con 27.500 millones para el Programa Operativo de Infraestructuras y Medio Ambiente. Para los años 2014-2015 la Dirección General de Carreteras (GDDKiA) ha previsto unas inversiones de unos 7.500 millones de euros. Se espera un flujo más amplio de fondos de la UE a Polonia en2015. No obstante, la Dirección General de Carreteras (GDDKiA), el mayor inversor público, comenzó cautelosamente a prepararse para su absorción desde mediados de2013, anunciando las licitaciones para las obras que se realizarán en las nuevas perspectivas financieras para el período2014 -2020.

En 2014 han sido publicadas ofertas para más de 60 proyectos, que incluyen aproximadamente 800km de autopistas y circunvalaciones. A un nivel similar se presentan los planes de inversión en el desarrollo y modernización de las vías ferroviarias. Durante el año en curso, se plantea modernizar y ampliar vías de una longitud de 1.500 kilómetros.

Este año trae nuevas esperanzas de desarrollar un amplio frente en las obras de construcción de energía, hay posibilidades para empezar varias inversiones grandes, entre ellas la más  importante que es la construcción de dos unidades en la central eléctrica de Opole con una capacidad total de 1.800 MW.

Se espera también el inicio de la construcción de una unidad en la central Jaworzno III y la construcción de la primera fase de la central Elektrownia Polnoc. El desarrollo de las infraestructuras y la todavía fuerte demanda de viviendas causan que para el sector de la construcción existen grandes oportunidades de desarrollo, aunque en los últimos años no han sido aprovechadas correctamente. La construcción de viviendas ha recibido entre otros el apoyo del gobierno a través de la puesta en marcha del programa “Apartamentos para los jóvenes”, vigente hasta el 2018.

Guias Prácticas sobre el país

Guia para buscar empleo en el país

Estamos en las Redes Sociales

Login