El Significado de Emigrar

En la categoría “Significado” llevamos a cabo una reflexión sobre lo que supone tomar la decisión de “hacer las maletas” y marcharse a otro país para asentarse y trabajar en él. Por la importancia de esta decisión, estratégica decíamos, se hace referencia al ejercicio de evaluar ante esta coyuntura nuestras fortalezas, debilidades, riesgos y oportunidades, lo que nos ayudaría sin duda a tomar decisiones sensatas y realistas..

Para qué irse al extranjero

Yo soy yo y mi circunstancia…

son palabras muy conocidas, pertenecientes a su obra “Meditaciones del Quijote”, de nuestro querido e ilustre filósofo y ensayista español José Ortega y Gasset (Madrid, 1883 – Madrid, 1955).

Cada uno de nosotros, como personas y Aparejadores, Arquitectos Técnicos o Ingenieros de Edificación que somos (en adelante y a fin de simplificar, Aparejadores), tenemos nuestras propias y singulares vidas y circunstancias; de esta manera existirán múltiples razones para tomar la decisión de emigrar; cada uno tendrá las suyas propias de acuerdo a sus aspiraciones e ilusiones.

Decisión y Razones fundamentales para emigrar

Pero por encima de todo la decisión de emigrar *:

  • Es decir, de buscar una nueva vida y trabajo fuera de España, es una decisión fundamentalmente estratégica. A diferencia de una decisión táctica cuyas consecuencias tienen por naturaleza una repercusión limitada (tanto si da como resultado un éxito o no), la decisión estratégica conlleva un notable impacto en el futuro de nuestra vida (y la de los nuestros).
  • Es un proceso racional, y por lo tanto se sustenta en un minucioso estudio y reflexión pero que está impregnado por muchas emociones.
  • Implica grandes oportunidades y también riesgos significativos. *El diccionario de la RAE, en su tercera acepción, define EMIGRAR como: “abandonar la residencia habitual dentro del propio país en busca de mejores medios de vida”, lo que implícitamente excluye el corto plazo.

Las dos razones básicas para emigrar son:

  • La motivación que significa vivir y de trabajar en el extranjero.
  • Se hayan agotado las posibilidades de trabajar en España en lo que uno quiere En definitiva, sea cual sea la perspectiva con que se vea, una de las razones será “voluntaria” y la otra, de alguna manera, “obligada”. Qué duda cabe de que siempre será mejor que decidamos emigrar por la primera razón que la segunda. Tendremos, parece lógico, mayor probabilidad de éxito.

 

  • Formato para Imprmir:

Estamos en las Redes Sociales

Login