Las condiciones de trabajo

Las condiciones de trabajo en Estados Unidos de América

Información General

EL TRABAJO EN ESTADOS UNIDOS.

CONTRATOS DE TRABAJO Y CONDICIONES LABORALES.

De la Guía del País EE.UU 2015 del ICEX extractamos lo siguiente:

La mayoría de contratos en Estados Unidos se estipulan bajo la relación laboral designada como “at will” (es decir, una relación a voluntad). Se trata ésta de una relación directa entre empresario y trabajador no regulada por el Estado y donde cualquiera de las partes contratantes tiene la facultad de rescindir el contrato a voluntad.

Las excepciones más frecuentes a la contratación at will se destacan a continuación:

En el caso de puestos directivos de alta responsabilidad o profesionales altamente cualificados (científicos, profesores, intelectuales, etc.) es frecuente la formalización de contratos laborales individuales con un condicionado ad hoc detallando los derechos y obligaciones de cada una de las partes contratantes (empresario y empleado.) La otra excepción la constituyen los contratos laborales negociados por un convenio colectivo entre los representantes sindicales y la/s empresa/s. Estos convenios cubren alrededor de un 13% de la población activa. Es frecuente la inclusión de la llamada cláusula de “Just Cause” (Causa Justa) que especifica las razones bajo las cuales se puede proceder al despido del trabajador.

Para un extranjero estar en posesión de un visado de trabajo o negocios es una condición indispensable para poder trabajar, actuar como empresario o invertir en los Estados Unidos. El US Citizenship and Immigration Services, dependiente del US Department of Homeland Security, junto con el US Department of State, son los organismos oficiales encargados de la concesión y gestión de visados. Existe una gran variedad de los mismos, según cual sea el propósito y la duración de la estancia en los Estados Unidos.  Viven y trabajan en este país varios millones de personas extranjeras sin documentos legales, arriesgándose a la deportación u otras sanciones legales y recibiendo normalmente salarios más bajos. La política de inmigración se endureció tras el 11 de septiembre 2001 y actualmente se está discutiendo la necesidad de una reforma completa del sistema.

La principal característica de la legislación laboral estadounidense es su orientación a facilitar la productividad. La alta flexibilidad en la contratación, los bajos costes en el despido y la escasa o nula conflictividad laboral son elementos claves en este sistema.

En el segmento del personal poco cualificado (personas sin estudios, inmigrantes sin formación o en proceso de legalización, estudiantes, etc.), los salarios son bajos y la flexibilidad en la contratación es muy alta. Los trabajadores en este mercado suelen mostrar una escasa productividad y una baja identificación con la empresa. Un ejemplo ilustrativo de este mercado aparece sobre todo en algunos empleos del sector servicios donde la formación requerida es muy escasa (por ej. hostelería, restauración y personal de venta de las grandes cadenas ).

El segmento de mano de obra cualificada (profesionales con diploma universitario, profesionales especializados, etc.), se caracteriza por unos salarios relativamente altos que, en los últimos años, han crecido a una tasa muy elevada, agrandando la brecha respecto a los salarios de los menos cualificados.

Edad laboral: La edad mínima legal para poder trabajar es 14 años. El trabajo para menores de 16 años está limitado en horarios y condiciones y prohibido en la industria, minería y algunos otros sectores. El trabajo para menores entre 16 y 18 años no tiene limitaciones horarias si bien continúa prohibido en actividades que se consideren peligrosas. (Fair Labor Standards Act of 1938, FLSA).

Despido: En el sector privado el despido está prácticamente sin regular. Sólo en el caso de empresas con más de 100 empleados, y cuando se trata de despidos generalizados o del cierre de la planta, los despidos deben ser notificados con 60 días de antelación ( Working Adjustment and Retraining Notification Act). En la práctica, el despido involuntario suele ser notificado con sólo dos semanas de antelación o bien indemnizarse con el salario correspondiente a dos semanas.

Salario mínimo: La legislación federal establece que el salario mínimo es de 7,25 dólares/hora (Fair Labor Standards Act of 1938, FLSA). Los Estados pueden aprobar legislación exigiendo un salario mínimo superior. Se puede consultar el salario mínimo de cada Estado en el siguiente vínculo del US Department of Labor.

Horas extraordinarias: La jornada semanal estadounidense es de 40 horas semanales. Las horas de trabajo en exceso a ese límite son consideradas como horas extraordinarias y suelen ser remuneradas a un 150% del salario por hora normal. (Fair Labor Standards Act of 1938, FLSA)

Vacaciones: Aunque la ley no impone la existencia de vacaciones, éstas son una costumbre muy arraigada. En general, las empresas suelen ofrecer unas 2 semanas (10 días) de vacaciones anuales durante los primeros tres años de pertenencia a la empresa, a partir de los cuales, tiende a ofrecerse períodos vacacionales algo más largos.

Permisos de maternidad o por enfermedad: La ley estadounidense garantiza la concesión de permisos de maternidad. Estos suelen comprender entre 2 y 4 semanas. El empresario debe permitir el reintegro en la plantilla del trabajador a la finalización del permiso pero no tiene la obligación de remunerar los días de baja debidos al mismo. Con un carácter similar son concedidos los permisos en el supuesto de enfermedad grave del empleado o de familiares cercanos al mismo (Family and Medical Leave Act, FMLA).

En resumen, la mayoría de los siguientes aspectos y prácticas laborales no están regulados y son temas a negociar y acordar entre empresario y trabajador y/o en convenio colectivo:

  1. Prácticas como el pago de vacaciones y festivos, la indemnización por despido o incapacidad laboral transitoria
  2. Los tiempos para comer, de descanso, vacaciones o festivos.
  3. Los extras por trabajo dominical o en festivo
  4. Los avisos de despidos, las razones del mismo o el pago inmediato de los salarios finales.

Se  recomienda a efectos de conocer el entorno laboral  de EE.UU acceder al documento del gobierno norteamericano (2008) “Perfil laboral de los Estados Unidos”.

LA SEGURIDAD SOCIAL Y LA ASITENCIA SANITARIA

No hay que dejar de visitar la página del Ministerio de Gobierno donde ofrece información completa sobre este asunto.

La Seguridad Social

Extractamos de la página del Ministerio de Empleo lo siguiente:

Con carácter general, los españoles que trabajan en Estados Unidos han de cotizar a la Seguridad Social estadounidense. Como excepciones a lo anterior pueden señalarse las siguientes:

  • Trabajadores de la Administración española que cotizan a la Seguridad Social española excepto que tengan también nacionalidad estadounidense y decidan cotizar a la Social Security (Convenio España-Estados Unidos de Seguridad Social)
  • Trabajadores destacados temporalmente por su empresa que soliciten el mantenimiento de la Seguridad Social española (Convenio España-Estados Unidos de Seguridad Social)
  • Trabajadores autónomos con ingresos inferiores a 400 dólares anuales
  • Algunos trabajadores domésticos
  • Asimismo, está exento de cotización el trabajo de los estudiantes en la universidad en la que estudian cuando el empleo es condición para recibir financiación de la matriculación.

Para poder cotizar a la Seguridad Social de Estados Unidos es necesario contar con un número de Seguridad Social. El número (y la tarjeta asociada) debe solicitarse en la oficina local de Seguridad Social, para lo que será necesario rellenar un impreso (SS-5) y documentación original o compulsada que sirva de prueba de la identidad, edad, estatus migratorio; y permiso de trabajo en caso de que el estatus migratorio no lo implique. El impreso y el proceso se encuentran en la páginawww.ssa.gov/ssnumber.

Convenio en materia de Seguridad Social entre España y EE.UU
En el enlace se detalla el alcance del convenio. Extractamos lo siguiente: Como norma general, el asegurado sólo estará sujeto a la Seguridad Social del país en cuyo territorio ejerza su actividad laboral. No obstante existen disposiciones especiales para determinados trabajos o para traslados temporales en el caso de trabajador por cuenta ajena:

  • Si trabaja en Estados Unidos y su empleador es una empresa española que lo desplaza temporalmente:
    • Debe cotizar a la Seguridad Social española si va a permanecer menos de 5 años en Estados Unidos. Esta situación puede ser prorrogada hasta un máximo de dos años previo acuerdo entre empleador y trabajador con la conformidad de la Tesorería General de la Seguridad Social. Pasados estos periodos si continua ejerciendo la actividad en EEUU se debe cotizar en ese país y causar baja en la Seguridad Social española. (Voluntariamente puede suscribir un convenio especial).
    • Debe cotizar a la Seguridad Social norteamericana si es contratado en Estados Unidos.
  • Si trabaja en España desplazado temporalmente por un empleador norteamericano:
    • Debe cotizar a la Seguridad Social norteamericana si trabaja menos de 5 años en España. Existe la posibilidad de que este periodo sea prorrogado hasta un máximo de dos años previo acuerdo entre empleador y trabajador con la conformidad de la Social Security Administration.
      Pasados los periodos autorizados si el trabajador debe permanecer en España deberá cotizar a la Seguridad Social española como trabajador por cuenta ajena de la empresa americana.
    • Debe cotizar a la Seguridad social española si es contratado en España.

Asistencia Sanitaria

Nuevamente El Ministerio de Empleo y Seguridad Social es fundamental para informarse de este particular, en especial en el apartado que reproducimos aquí:

La cobertura de la sanidad de los trabajadores no está garantizada en Estados Unidos por las administraciones públicas. Sin embargo, gran parte de las empresas ofrecen como prestación complementaria algún tipo de cobertura sanitaria. Es importante saber que no existe un nivel mínimo de cobertura obligatorio. El 71% de los trabajadores cuentan con cobertura sanitaria financiada, al menos parcialmente, por su empresa. Las grandes empresas suelen contar con varios tipos de pólizas, en el costo de las cuales suele participar el trabajador. Asimismo, las pólizas suelen contar con franquicias anuales y copagos por acto médico, y pueden no cubrir el costo total de las visitas o tratamientos. Otra modalidad de cobertura ofrecida por las empresas cada vez en mayor proporción son las llamadas cuentas de gastos médicos, en las que las empresas aportan una cantidad preestablecida para gastos médicos, y el trabajador es quien la administra.

Debido a la estructura del sistema sanitario de Estados Unidos, España no cuenta con un convenio sanitario con este país, por lo que los servicios sanitarios españoles no pueden hacerse cargo del gasto sanitario de los españoles que lo visitan, ni el de los trabajadores que se encuentran temporalmente en Estados Unidos.

Los principales tipos de planes de seguro sanitario que ofrecen las empresas a sus trabajadores se pueden vivir en cuatro grupos principales:

Pago por acto médico (Fee for Service): Es el tipo de plan que las empresas ofrecían tradicionalmente a los trabajadores, pero el número de empresas que lo ofrecen es cada vez más reducido. En este tipo de plan, la aseguradora paga directamente al proveedor de servicios médicos, o reembolsa directamente al asegurado si éste pagó al proveedor. Las primas de este tipo de planes son las más altas.

Health Maintenance Organizations (HMOs): Los asegurados reciben acceso a la cobertura solamente a través del cuadro médico y hospitalario de las aseguradoras. Normalmente, hay que elegir un médico de cabecera, que es quien puede derivarle al especialista. Pueden tener franquicias anuales y copagos.

Preferred Provider Organizations (PPOs): Este tipo de plan combina características de los dos anteriores. Los asegurados pueden elegir recibir la atención médica a través del cuadro médico y hospitalario de la aseguradora, ó pueden recibirla de médicos y hospitales de fuera de l red, en cuyo caso pagarán una porción más alta del costo de la atención. Normalmente, no es necesario acudir primero al médico de cabecera. Las primas son más elevadas que en los HMOs.

High Deductible Health Plans (HDHPs) y Health Savings Accounts (HSAs): Son planes de muy bajo costo, con franquicias anuales altas y copagos muy elevados, aunque con un tope anual de costo al beneficiario limitado a entre 6.000 y 12.000 dólares anuales. Se suelen combinar con cuentas individuales de ahorros sanitarios, que sólo puede utilizarse para costear el gasto no cubierto por el HDHP y están exentas de impuestos. Las aportaciones a las HSAs provienen de trabajadores y empresas.

A su vez del enlace del Ministerio de Empleo extractamos lo siguiente:

En Estados Unidos ningún trabajador por cuenta propia o por cuenta ajena  tiene seguro público médico antes de los 65 años, y debe elegir entre distintas formas de seguro de salud que proporcionan compañías privadas.

Las personas mayores de 65 años, o las que padecen alguna discapacidad y las personas con enfermedad renal en su etapa final, y que han cotizado en su vida laboral, tienen el seguro público federal denominado “Medicare”, y no es exportable a España. Para más información www.medicare.gov.

El único seguro gratuito es el seguro público “Medicaid”, para personas de bajos ingresos. Más información sobre todos los programas y cobertura de los servicios de asistencia sanitaria relacionados con Medicare y Medicaid, en la página web.

Hasta la reforma sanitaria de 2009 el empleador no estaba obligado a proporcionar una póliza de seguro médico al trabajador a través de un seguro privado. A partir del 2014, el empleador (empresas de más de 50 empleados) estará obligado so pena de multa.

FISCALIDAD

Se recomienda consultar la siguiente información:

  • Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas, Convenio para evitar doble imposición entre España y EE.UU.
  • Ministerio de Estado
  • La Guia del Pais ICEX 2015, donde se ofrece una completa visión de la fiscalidad en EE.UU, de la que extractamos lo siguiente: “Como ya se ha mencionado, en EEUU existen impuestos federales, estatales y municipales que gravan la renta de las personas físicas y jurídicas. A nivel federal, la  Internal Revenue Service conocida por sus siglas IRS, es la agencia del Departamento del Tesoro encargada de la administración fiscal del país. A nivel estatal y local se han de consultar las respectivas agencias.

El 14 de enero de 2013, el Ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, y el Embajador de EEUU en España, Alan D. Solomont, firmaron el Protocolo que modifica el Convenio entre el Reino de España y los Estados Unidos de América para evitar la doble imposición y prevenir la evasión fiscal vigente desde el 22 de febrero de 1990. El texto del nuevo Convenio a día de hoy no ha sido ratificado por el Senado de EEUU.

Impuesto de las personas físicas

El impuesto de personas físicas es un impuesto de carácter federal que se aplica a los norteamericanos y a aquellas personas residentes en Estados Unidos. Para tener la condición de residente en Estados Unidos es necesario que éste disponga de una tarjeta de residente denominada tarjeta verde o “green card” o bien, sin tener la misma, que se hayan cumplido unos requisitos de estancia mínima en el año natural anterior o en los dos años anterioresa la declaración.

El impuesto de la renta se liquida aplicando a la base imponible cuatro baremos diferentes atendiendo a la situación del contribuyente: soltero, casado que opta por una declaración conjunta o viudo que cumple ciertos requisitos, casado que opta por una  declaración individual y cabeza de familia. En cada uno de estos cuatro baremos varían los tramos correspondientes a la base imponible pero no así los tipos aplicables que son iguales en todos ellos y oscilan del 10 al 39,6%. Tablas para el 2015.

Para calcular la base imponible se parte del ingreso bruto anual (gross income), que incluye las rentas procedentes de cualquier fuente y naturaleza como pueden ser rentas del trabajo, pensiones, rentas de capital mobiliario, dividendos, intereses, beneficios de actividades de carácter comercial, agrícola y no comercial. A estos ingresos brutos se restan las deducciones derivadas de gastos imputables a la actividad, cotizaciones sociales, seguros sanitarios, entre otros, obteniéndose el ingreso bruto ajustado (adjusted gross income). Al ingreso bruto ajustado se le restan los gastos personales deducibles o itemized deductions (retenciones aplicadas,  algunos gastos sanitarios, gastos profesionales de los asalariados, gastos médicos, donaciones, etc.), o la deducción general (standard deductions), así como las exoneraciones (exceptions) por contribuyente, cónyuge y dependientes. Finalmente hay que deducir del valor resultante, las retenciones aplicadas en su caso.

A escala estatal, se tienen que pagar también impuestos sobre la renta que son deducibles, como se ha dicho más arriba, del cálculo del impuesto federal. Tan solo 9 Estados no aplican el impuesto de la renta a sus residentes (Alaska, Florida, Nevada, New Hampshire, South Dakota, Tennessee, Texas, Washington y Wyoming). En algunos estados el impuesto sobre la renta se grava sobre una tarifa plana (Flat Rate Individual Income Tax): Colorado (4,63%), Illinois (5%), Indiana (3,4%), Massachussets (5,3%), Michigan (4,35%), Pennsylvania (3,07%) y Utah (5%). Los tipos aplicables varían enormemente de unos estados a otros, oscilando entre el 2 y el 11% (media en torno al 6%). Información específica por estados para el año 2015.

A nivel local, algunos Municipios y Condados recaudan igualmente impuestos sobre la renta que también son deducibles a la hora de liquidar el impuesto sobre la renta federal.

Por último, conviene señalar que existe un impuesto mínimo, denominado alternative minimum tax, que es de aplicación a personas que se benefician de regímenes especiales y cuya determinación se calcula al tipo máximo del 28%

Impuestos sobre el consumo

En Estados Unidos no existe un Impuesto sobre el Valor Añadido, aplicándose el Impuesto sobre las Ventas (Sales and Use Tax) que es recaudado por la mayor parte de los estados y a veces por algunas administraciones locales (Municipios, Condados y Agencias Locales). Se aplican exclusivamente en la fase de venta de bienes y servicios al consumidor final. No se trata, por lo tanto, de un impuesto de aplicación en cascada como en el caso del IVA. Los tipos varían entre un 4 y un 8% según los estados.

Es obligatorio inscribir la empresa en el departamento fiscal (Tax Department), del Estado en que está implantada para obtener para obtener el (Certificate of Authority). Legalmente, el negocio no puede operar hasta haber recibido este certificado. El permiso autoriza además la recaudación del impuesto de ventas (Sales Tax) tanto como estatal.
Los compradores exentos del pago del Sales Tax deben justificarlo en el momento de la venta o en su defecto, en un plazo no superior a 90 días, presentándole al vendedor/proveedor un certificado/carnet de "exención". El tipo del impuesto varía según los estados.

Otro espacio que aporta información sobre fiscalidad y la tabla de varemos de impuestos en los EE.UU es el Banco de Santander.

EMPRENDER EN ESTADOS UNIDOS

Existen muchas fuentes de información sobre este tema, pero recomendamos dos de ellas especialmente:

  • Guía del País EE.UU 2015 del ICEX, su capítulo 5.
  • Ministerio de Empleo y Seguridad Social, capítulo “ Emprender un negocio en EE.UU”
    De esta última página extractamos lo siguiente: Si desea emprender un negocio en Estados Unidos o Puerto Rico, lo más recomendable es dirigirse, en primer lugar, a la Red de Oficinas Económicas y Comerciales de España en Estados Unidos, pues sabrán informarle sobre requisitos, trámites, etc., así como asesorarle sobre cómo impulsar su empresa en Estados Unidos o Puerto Rico.

Asimismo, puede obtener información y asesoramiento en las Cámaras de Comercio España-Estados Unidos ubicadas en territorio estadounidense.

De forma general, aquí se incluye información de utilidad para un español que desea emprender un negocio en Estados Unidos:

Formas jurídicas de empresas en Estados Unidos
En Estados Unidos existen cuatro tipos generales de empresas, cada uno de los cuales puede contener a su vez diferentes variaciones:

  • Propiedad única (Sole propiertorship) ( Corresponde al concepto “Autónomo” en España): Exige pocos requisitos. El propietario asume toda la responsabilidad financiera y operativa. Los activos de la persona están directamente ligados a los de la empresa, por lo que le propietario asume todos los riesgos sin ninguna limitación
  • Corporación (Corporation): Son entidades independientes de sus propietarios. Los propietarios (accionistas) están protegidos de las obligaciones y responsabilidades generadas por la empresa. A nivel fiscal hay dos tipos “S” y “C” Los impuestos de las de tipo C son responsabilidad de las empresas y, tras el reparto de beneficios, a nivel de accionista. Las de tipo S no tienen obligaciones impositivas, sino que éstas son responsabilidad exclusiva de los accionistas.
  • Limited Liability Company (Sociedad de responsabilidad Limitada): Es una combinación de corporation y sociedad limitada. Los propietarios controlan acciones y su responsabilidad por las operaciones de la empresa se baja en su nivel de inversión. Los impuestos son responsabilidad individual de los accionistas.
  • Partnership (sociedad limitada): Formada por dos personas o entidades para poseer y  gestionar la empresa. Los socios comparten beneficios, pérdidas y la gestión de la empresa. Los impuestos son responsabilidad individual de los socios. Existen otros dos tipos de sociedades, la Limited, en que unos socios tienen responsabilidad ilimitada y otros limitada, y la Limited Liability, en la que los socios están protegidos en casos de negligencia de otros socios.

Hay empresas dedicadas a resolver los trámites necesarios para la creación de empresas en Estados Unidos, que podrá encontrar mediante cualquier buscador de Internet. Los estados más recomendables para registrar una empresa para los no estadounidenses, según la mayor parte de los expertos, son Delaware, Nevada y Wyoming. Asimismo, la mayor parte de las guías señalan que el tipo de empresa más ventajoso y popular para extranjeros no residentes es la sociedad de responsabilidad limitada (LLC).

El gobierno de Estados Unidos cuenta con un organismo dedicado a fomentar la pequeña empresa (SBA), el cual cuenta con una guía para elegir el tipo de estructura empresarial y otra sobre las preguntas frecuentes sobre constitución de empresas.

La nacionalidad o residencia no son requisitos imprescindibles para emprender un negocio en Estados Unidos, o abrir sucursales de uno ya existente fuera de Estados Unidos. Incluso es posible evitarse trámites burocráticos a los que están sometidos los ciudadanos y residentes.

Pasos a seguir

Las empresas deben crearse y registrarse a nivel estatal, es decir, el proceso no es competencia del gobierno federal, sino que recae sobre cada uno de los 50 estados que componen la nación. El proceso puede variar en función de las particularidades de la legislación de cada estado, pero en general, para los no ciudadanos o residentes, se compone de dos pasos. Lo primero es solicitar la inscripción de la empresa en el registro estatal, y el nombramiento de un agente registrado. El agente debe necesariamente contar con una dirección postal en el estado de inscripción de la empresa (no valen apartados de correos). El agente puede ser el propietario del negocio u otra persona con autorización para recibir documentos legales en nombre del propietario, normalmente un abogado o un secretario.

El resto de los pasos son similares a los que debería cumplir un ciudadano estadounidense, tales como requisitos, permisos, impuestos, dar nombre a la empresa, buscar financiaión, etc.. En la web de la Small Busines Administration encontrará una guía detallada de todos y cada uno de los pasos a seguir.

El establecimiento de un negocio online es una opción a considerar, especialmente si ya tiene uno establecido en España. Puede consultar los recursos para las empresas online incluyendo normativas sobre publicidad y resguardo de datos personales en Estados Unidos.

Asimismo, el ICEX (España Exportación e Inversiones) pone a su disposición numerosos recursos en su página web dedicada a la exportación. 

Finalmente: en la página de la Embajada de EE.UU en España se ofrecen unos programas para jóvenes y desempleados que es interesante conocer.

EJERCER COMO ARQUITECTO TÉCNICO ESPAÑOL EN ESTADOS UNIDOS

Introducción. La profesión de Arquitecto Técnico en Estados Unidos

Las titulación norteamericana que más se asemeja a aquellas que en España habilitan para ejercer como Arquitecto Técnico, como son las de Grado en Edificación y similares es la de Engineering Architect también llamado Building Engineer aunque también pueden considerarse la de Structural Engineer , Construction Engineer y otras.

En EE.UU ingeniería y arquitectura , entre otras, son profesiones reguladas y altamente protegidas protegidas. Para ejercer estas profesionales (con las diversa variantes de cada una de ellas) es necesario:

  • poseer un título académico oficial reconocido por las autoridades del país y
  • Ser certificado o registrado (“licensing”) por alguno de los organismos competentes al efecto a fin de poder ejercer legalmente la profesión (tanto si lo hace como profesional independiente o ejerciendo en una empresa, responsabilizándose ante terceros de los proyectos , trabajos, etc. y firmando los mismos).

Si el interesado, Arquitecto Técnico español, no lograse la mencionada acreditación tal como se ha indicado,   ello conllevaría que no podrá ejercer como profesional independiente ni ejercer en una empresa como profesional habilitado (firma de proyectos, peritaciones, etc.), pero podría trabajar en aquella siempre que la misma acepte como suficiente el título español y la experiencia profesional aportada aunque no podría figurar como responsable ni firmar proyectos, documentos, etc. ante clientes y terceros. E incluso que ni siquiera pudiese usar el título de  ENAR o título equivalente.

Se puede definir el ARCHITECTURAL ENGINEER en los EE.UU como

  • un Ingeniero titulado con dominio de estructuras y materiales  así como en el diseño de sistemas constructivos que incluyan equipamientos de ventilación,  aire acondicionado, eléctricos y mecánicos,  comunicaciones, iluminación, acústica, aislamiento, etc.
  • Que además está certificado en EE.UU por una entidad con reconocimiento oficial.

La titulación de ARCHITECTURAL ENGINEER y similares es usualmente la un Bachelor´s Degree de 4 años de duración  y unos 125 créditos; se imparte en un gran número de Universidades y “Colleges” . En el siguiente enlace se ofrecen los principales centros universitarios que imparten la titulación de ARCHITECTURAL ENGINEER en el país.

Homologación de Títulos Académicos

El primer paso para  trabajar como AT en EE.UU es la homologación del título en este país a alguna de las titulaciones que han sido indicadas.

Hay que tener muy presente que para embarcarse en la homologación de un título habrá que llevar a cabo antes las legalizaciones de los documentos pertinentes para ser admitidos como válidos por las autoridades del país. La entidad norteamericana ante la cual se dirija el interesado para homologar su título indicará cuales y cómo deben presentarse los documentos originales. A este respecto recomendamos leer el apartado del texto general de Aparejadores Mundi “Ejercer en el extranjero con un título académico español”, que tras abordar lo referente a trámites de legalización de documentos presenta el punto “Homologación de títulos y reconocimientos profesionales. Caso del Arquitecto Técnico de España”

Reproducimos ahora la información que se ofrece en la página del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte:

Reconocimiento de títulos españoles en Estados Unidos

En Estados Unidos no existe un organismo o agencia gubernamental equivalente a la Subdirección General de Convalidaciones y Títulos del Ministerio de Educación, Cultura y Deporte a los efectos de homologar o convalidar títulos o estudios cursados en el extranjero.

Como en el siguiente aparatado se indica para certificarse como Ingeniero en los EE.UU hay una serie de rigurosos requisitos que cumplir. El primero de ellos estar en posesión de un título garantizado en un centro universitario de EE.UU. Como este no es el caso del AT español, tiene forzosamente que homologar su título en el país.Esta labor es desarrollada por las propias universidades receptoras, en el caso de las convalidaciones, o bien por agencias independientes de certificación y acreditación, también para convalidaciones y homologaciones.

La labor de las agencias de acreditación de estudios extranjeros consiste en "traducir" al estándar estadounidense de créditos y titulaciones el historial académico del solicitante. Estas agencias operan generalmente a nivel nacional y sus informes de resolución ("credencial report") son reconocidos tanto por instituciones educativas como por empresas, agencias de empleo o colegios profesionales estatales. En el caso de estos últimos, es un requisito previo a la obtención de la licencia para el ejercicio de la profesión en sus respectivos territorios.

Una de las agencias que recomendamos es la propia entidad que regula las pruebas de certificación en EE.UU, y que es mencionada en el apartado siguiente. Se trata de la  National Council of Examiners for Engineering and Surveying (NCEES). Accediendo al enlace de dicha entidad se explica los pasos y requisitos que hay que dar para obtener en mencionado “credential report”.

Otras agencias de acreditación académica extranjera en EE.UU son:

Reconocimiento Profesional en Estados Unidos

Nos referiremos desde ahora  una titulación genérica de Ingeniero aunque el procedimiento es idéntico para las diferentes titulaciones de las que estamos hablando asimiladas al Arquitecto Técnico.

Una vez homologado el título hay que proceder al proceso de “licenciamiento” o certificación. En EE.UU este proceso lo administran los diferentes estados. Cada certificación es válida en el estado en que se ha obtenido. Hay ingenieros que están certificados en varios estados y existen entre algunos estados reciprocidad en cuanto a la validez de certificaciones a fin de que el ingeniero no tenga que repetir el proceso en cada estado en que actúa.

En los EE.UU se distingue muy claramente entre un titulado en ingeniería y un ingeniero certificado. El primero es un graduado en un carrera de ingeniería de 4 años y el segundo es verdaderamente el ingeniero que está autorizado para usar este nombre como tal y ejercer la ingeniería. Ingenieros no certificados que ejercen en la enseñanza universitaria por ejemplo o están empleados en una empresa pueden prestar sus servicios bajo una excepción de carácter oficial que les habilita para sus funciones. Hay algunos estados como Ohio y Nueva Yersey que prohíben a los profesionales el uso del título Ingeniero si no está certificados.

Los requisitos para obtener la certificación son:

  • Primero: Tener un título oficial al menos de nivel Bachelor´s Degree en Ingeniería de cuatro años de duración obtenido en un “college” o universidad registrado por la
  • Segundo: Realizar un examen escrito en Fundamentals of Engineering (FE) que evalúa los conocimientos básicos de ingeniería y opcionalmente de alguna especialidad
    Superados estos dos pasos el interesado es certificado como Engineer in Training (EIT también llamado EI)
  • Tercero: Acumular una cierta experiencia en ingeniería. En algunos estados es de 4 años, menos en otros.
  • Cuarto: Realizar un examen escrito sobre Principios y Practica en Ingeniería que evalúa las habilidades del interesado su la disciplina particular de ingeniera así como en los aspectos de comportamiento ético.

Los exámenes de FE y PE están estandarizados y respaldados por la  National Council of Examiners for Engineering and Surveying (NCEES). No obstante cada  organismo estatal de ingenieros profesionales (“state licencing board”)  fija el criterio  de puntaciones y una serie de particularidades. Se puede acceder a cada uno de los “boards” de cada estado.

El ingeniero certificado tiene el derecho a incluir junto a su firma, nombre, tarjetas, etc. el término “PE” o “ P.E” si ha sido certificado.
Cada uno de lo 50 estados y el Distrito de Columbia están representados en el NCEES. Existen excepciones (“exceptions”) en cuanto a la necesidad de cumplimentar las etapas anteriormente indicadas para obtener FE y PE; por ejemplo hay unos pocos estados que en función de la experiencia aportada por el candidato, o bien aligerar el tercer paso sin llegar a los 4 años de experiencia solicitados.
Las certificaciones según los estrados pueden ser genéricas como ingenieros o bien específicas para algunas disciplinas particulares de la ingeniería.

No solo este procedimiento de certificación se exige a particulares sino también algunas ve ces a empresas que trabajan en la as ramas de ingeniería.

Organizaciones Profesionales en Estados Unidos

Tanto si el interesado está certificado como no, es conveniente pertenecer a alguna asociación profesional de prestigio en el sector.

Una de las asociaciones de referencia en ingeniería de EE.UU de ámbito internacional es la American Society of Civil Engineers que sedefine  así:

“ The American Society of Civil Engineers represents more than 150,000 members of the civil engineering profession in 177 countries. Founded in 1852, ASCE is the nation’s oldest engineering society. ASCE stands at the forefront of a profession that plans, designs, constructs, and operates society’s economic and social engine – the built environment – while protecting and restoring the natural environment. Through the expertise of its active membership, ASCE is a leading provider of technical and professional conferences and continuing education, the world’s largest publisher of civil engineering content, and an authoritative source for codes and standards that protect the public.
The Society advances civil engineering technical specialties through 9 dynamic Institutes and leads with its many professional- and public-focused programs.”

Estos 9 Institutos son:

  • ARCHITECTURAL ENGINEERING INSTITUTE
  • COASTS, OCEANS, PORTS, AND RIVERS INSTITUTE
  • CONSTRUCTION INSTITUTE
  • ENGINEERING MECHANICS INSTITUTE
  • ENVIRONMENTAL & WATER RESOURCES INSTITUTE
  • GEO-INSTITUTE
  • STRUCTURAL ENGINEERING INSTITUTE
  • TRANSPORTATION & DEVELOPMENT INSTITUTE
  • UTILITY ENGINEERING & SURVEYING INSTITUTE
  • AEI - Architectural Engineering Institute se define como : “AEI is the home for all professionals in the building industry. We provide a multi-disciplinary national forum for members of but not limited to the architectural engineering, structural, mechanical, electrical, and architectural communities. Recognizing the necessity for a place to examine issues and exchange views and information with one another, AEI was established in 1998. AEI works to facilitate the crucial communication among members of the building team, both on a technical basis and in the professional Architectural Engineera. In addition, we strive to be the premier organization for: timely quality technical literature, professional advocacy, and educational opportunities”
  • SEI, Strctural Engineerig Institute que se define como:” Established in 1996, SEI advances our members' careers stimulates technological advancement and improves professional practice. SEI drives the practical application of cutting edge research by improving coordination and understanding between academia and practicing engineers.

En la publicación sectorial digital se ofrece una lista muy completa otras  asociaciones norteamericanas del sector ingeniería, también se incluye un extenso directorio en la página Agencias de Certificación Profesional (APP).

Queremos señalar que si el AT español que no se hubiese certificado como PE de acuerdo a lo indicado anteriormente y quiera trabajar en una empresa, ésta  pudiera pedir garantías “extras” de competencia exigiendo al candidato que sea miembro certificado  (“chartered”)  por  alguna de las asociaciones de acreditación profesionales de prestigio dentro del sector, en este caso ingeniería, construcción o similares campos. Para ser admitido en dichas asociaciones se exigen determinados años de experiencia, títulos académicos y la superación de pruebas. Estas asociaciones están de alguna manera protegidas en los países en que operan y gozan de relevante prestigio en los mismos.

Algunas de las más conocidas AAP son:

  • Project Management Institute (PMI): norteamericana de ámbito mundial, con 450.000 miembros en 170 países. Certifica a diversos niveles en gestión de proyectos con carácter general para cualquier disciplina profesional
  • Royal Institution of Chartered Surveyors (RICS): británica de ámbito mundial, con 120.000 miembros en 150 países, enfocada en construcción, inmobiliaria, infraestructuras y gestión de terrenos

Login