¿Cómo Motivarse?

En la categoría “Motivación” vamos a acompañar al Aparejador precisamente en esta coyuntura, esperando que las reflexiones que vamos a llevar a cabo sean útiles a fin de encuentre un objetivo motivador y recorra el camino hacia el mismo en la mejor situación posible.

Las creencias limitantes como obstáculo

Hay algo que siempre está “ahí”, omnipresente en nuestras vidas: las creencias.

¿A que llamamos creencias?. Para nosotros son juicios profundamente arraigados, persistentes, que de alguna forma actúan como normas en nuestra vida. Son algo así como gafas a través de las cuales vemos “nuestra” realidad. Se incrustan en nuestros modelos mentales.

De entre los muchísimos ejemplos de creencias vamos a mencionar una, digamos bastante extrema. Hay personas que pudieran y así lo manifestarían en sus declaraciones que

Todos los seguidores de ese equipo son impresentables.

Y no hay manera de que cambien de opinión. Lo tienen clavado, anclado en su mente. El pensamiento que se formula en la frase parece sentencia inapelable. Es una brutal y ofensiva generalización. 

Podríamos interpelar al que eso piensa y decirle:

“Vd. manifiesta que todos los seguidores de ese equipo son impresentables. Entendemos entonces que ha hablado Vd. concada uno de los cientos de miles, si no de millones de seguidores y ha obtenido la certeza de que todos y cada uno de ellos son impresentables. ¿Es así? ¿Qué sistema objetivo, imparcial y científicamente probado como válido ha utilizado Vd. para llegar a esta conclusión? ¿Le parece justa y equilibrada su manifestación?

…Y ahora nuestra pregunta: esa creencia ¿ayuda o limita a la persona que la posee…?

Y otra reflexión: muchísima atención al uso de generalizaciones.

Las creencias, a nuestros efectos, no pueden calificarse de buenas o malas. Simplemente nos ayudan o nos frenan en el cumplimiento de nuestros objetivos. Las creencias potenciadoras suman, nos permiten avanzar hacia nuestros objetivos. Las creencias limitadoras restan, nos dificultan el avance hacia nuestros objetivos.

Por lo tanto en nuestro proceso de cumplir nuestros objetivos trataremos de apoyarnos en las creencias potenciadoras y trataremos de eliminar nuestras creencias limitadoras. Tenemos una excelente noticia: las creencias pueden ser eliminadas y sustituidas por otras.

¿Y cómo identificamos nuestras creencias limitadoras? ¿Y cómo las podemos eliminar?

Una de las claves es el lenguaje. Nuestro lenguaje delata nuestras creencias. Y “purificando”, reformulando nuestro lenguaje podemos atenuar e incluso eliminar nuestras creencias limitadoras. Y sustituirlas por otras nuevas.

Sería extenso entrar aquí a tratar el tema de gestión de creencias limitadoras y de los sistemas para cambiarlas. Tan extenso que hay profesionales que acompañan a personas durante meses en los llamados procesos de “coaching” para tratar de arrinconar sus creencias limitadoras y sustituirlas por creencias nuevas y potenciadoras.

  • Formato para Imprmir:

Estamos en las Redes Sociales

Login